SE ABRE LA MANO CON LA HOSTELERÍA

Núñez se siente vencedor ante Page: "Me alegro de que haya querido imitar el modelo de Ayuso"

Paco Núñez, presidente del PP de Castilla-La Mancha, este miércoles en Yepes (Toledo) Paco Núñez, presidente del PP de Castilla-La Mancha, este miércoles en Yepes (Toledo)

La situación de la hostelería en Castilla-La Mancha ha vuelto a ser el tema central del debate político entre el Partido Popular y el PSOE en la región, después de que el Gobierno autonómico haya abierto la mano con el sector.

El presidente del PP castellano-manchego, Paco Núñez, esta vez desde la localidad toledana de Yepes, ha valorado el anuncio realizado este martes por el presidente autonómico, Emiliano García-Page, de relajar las medidas restrictivas en el interior de los locales hosteleros como una "rectificación" conseguida por el "trabajo" de todo el sector en su lucha contra estas decisiones.

Sin embargo, los 'populares' quieren un poco más allá y han adelantado que este jueves, durante el pleno de las Cortes regionales, pedirán que los 33 diputados autonómicos firmen un documento conjunto que incluya el compromiso de que la hostelería no se cerrará nunca en Castilla-La Mancha salvo en caso de confinamiento general en el país, ya que “la hostelería es segura”.

 

Núñez ha afirmado que se alegra “de corazón” de que Page haya rectificado y ha puesto en valor que desde el Partido Popular de Castilla-La Mancha se ha ejercido presión al Gobierno regional “desde el primer momento” para acabar con estos "cierres injustificados" al sector. “Me alegro de que Page haya querido imitar el modelo de Madrid y, aunque sea tarde y a regañadientes, quiera copiar algunas decisiones de Ayuso y aplicarlas en Castilla-La Mancha”, ha dicho.

Una comparación "absurda"

En la enésima respuesta socialista a esta crítica, era el presidente del Grupo Parlamentario en las Cortes de Castilla-La Mancha, Fernando Mora, quien defendía las últimas medidas y decretos sanitarios del Gobierno regional, que permitirán, a su juicio, que los empresarios y profesionales de la hostelería trabajen con mayor seguridad. En este sentido ha considerado "absurda" la comparativa que el PP está haciendo entre las políticas de Isabel Díaz Ayuso en la Comunidad de Madrid y Emiliano García-Page en Castilla-La Mancha.

En rueda de prensa, Mora ha asegurado que es "más que evidente" que la evolución de la pandemia está siendo atajada en Castilla-La Mancha y que los datos son mejores que en otros momentos, con un proceso de vacunación que hasta la fecha se ha completado casi al 100 % en mayores de 80 años, al 40 % en mayores de 70 años y al 35 % en mayores de 60 años.

"Esto, unido a la vacunación de otros colectivos como educadores, sanitarios o Fuerzas y Cuerpos de Seguridad, ha permitido adoptar medidas algo más laxas con relación a los niveles de restricciones", ha argumentado.

Así, ha valorado que el Gobierno regional haya adoptado "medidas muy claras, relativas a la permisividad en la hostelería". Si bien ha advertido de que no cabe la relajación, el diputado socialista cree que hay un "reconocimiento social muy claro de que la pandemia está en fase de bajada", por lo que cree que las medidas del Ejecutivo autonómico están "muy acordes" con la realidad de la pandemia.

En este contexto ha criticado la "comparativa absurda" de Castilla-La Mancha con Madrid, "regiones diferentes por múltiples factores socioeconómicos". "Ni Madrid es Castilla-La Mancha ni Núñez es Ayuso", ha remachado.

Así, ha subrayado el "buen éxito" de la gestión del Gobierno de García-Page, "comprometido con la salud, y por consiguiente con la economía"; y ha recordado que Castilla-La Mancha ha dado ayudas "muy importantes" a hosteleros, autónomos y pymes, hasta 145 millones de euros, "cosa que no han hecho muchas comunidades autónomas".

Compartir