PLAN CLIME

Varapalo judicial a la modificación del contrato del alumbrado público de Puertollano

El Tribunal Administrativo Central de Recursos Contractuales ha acordado la anulación de la modificación del contrato de alumbrado público de Puertollano (Ciudad Real) vinculado al plan de ahorro energético CLIME de la Federación de Municipios y Provincias de Castilla-La Mancha (FEMP), que fue aprobado por la corporación municipal el pasado 10 de marzo tras estimar un recurso interpuesto por el Grupo Municipal de Ciudadanos.

El Tribunal ha considerado que la modificación, que implicaría un sobrecoste de 1,2 millones de euros, responde a un marco normativo caducado al efecto, y no está justificada "por ninguna causa imprevista o sobrevenida", sino que está fundamentada en un cambio en las necesidades que pretendían cubrirse, por lo que la causa de modificación fue "incorrecta".

El acuerdo, dado a conocer en rueda de prensa este miércoles por los concejales de Ciudadanos en el Ayuntamiento de Puertollano, propone que si el órgano de contratación considera que deben ejecutarse las prestaciones objeto de la modificación que se anula, puede valorar si resulta posible efectuar la modificación contractual de acuerdo con el régimen de la Ley de Contratos del Sector Público vigente desde 2017.

De no ser ello posible, considera que deberá procederse a la resolución del contrato y a la adjudicación de uno nuevo en la licitación correspondiente que cubra las necesidades definidas por el Ayuntamiento.

La modificación del contrato CLIME aprobada por el pleno de la corporación con el rechazo de la oposición y ahora anulada, respondía a la necesidad de buscar una solución a la insuficiente iluminación instalada por la empresa contratista Elecnor en la vía pública, que según los informes técnicos no se corresponde con las necesidades planteadas en la auditoría energética y de potencias vinculada al contrato inicial.

Los concejales de Ciudadanos Rafael López, Irina Alonso y Ángel Ibo han subrayado que ante esta resolución judicial que impide la ejecución del modificado se plantean una serie de alternativas que tendrán un coste que debe ser asumido por el órgano de contratación, la FEMP.

Así, han advertido de que "ninguna alternativa saldrá gratis, ni recurrir ante el Tribunal Superior de Justicia de Castilla-La Mancha, ni continuar con el proyecto original, ni resolver el contrato y adjudicar uno nuevo", por lo que han pedido responsabilidades al órgano de contratación en el seno de la FEMP.

A juicio de los ediles de la formación naranja, estas opciones supondrían, según los casos, la paralización del proyecto, la instalación de menos potencia de la necesaria o el pago de una elevada indemnización a la empresa adjudicataria, por lo que piden que el coste de todos estos supuestos corra a cargo de la FEMP.

Rafael López ha recordado que la postura de Ciudadanos siempre ha sido demandar a la FEMP por incumplimiento de contrato, ya que considera que la auditoría previa a las obras era vinculante al contrato con la FEMP, órgano que "debe asumir las consecuencias" de este proceso.

Por su parte, y en declaraciones a los periodistas, la portavoz del equipo de gobierno, Ana Carmona, ha avanzado que los servicios jurídicos estudian las actuaciones administrativas a adoptar, pero en todo caso ha insistido en que el Ejecutivo local siempre ha actuado en el ánimo de mejorar una iluminación "con la que no está satisfecho" y que "ha sido objeto de innumerables quejas de los vecinos".

El 25 de abril de 2019 se adjudicó el contrato de renovación de luminarias a Elecnor conforme a licitación de la Federación de Municipios de Castilla-La Mancha, que se formalizó el 17 de mayo. En septiembre comenzaron los trabajos, pero fueron suspendidos posteriormente tras las quejas ciudadanas.

El importe de adjudicación del contrato asciende a la cantidad de 18.877.465,66 euros y tiene una duración máxima de diez años.

Compartir