PILLADOS CUANDO ACABABAN DE ROMPER LA LUNA DE UN ESTABLECIMIENTO

Detenidos los jóvenes que rompieron las lunas de siete coches en Toledo

La Policía Nacional ha detenido "in fraganti" a dos varones, de 19 y 20 años de edad, justo cuando acababan de fracturar la luna de un establecimiento de hostelería de la zona de Santa Teresa en el que se disponían a robar. A raíz de este hecho, se inició una exhaustiva investigación que llevó a determinar su implicación en otro robo con fuerza en el barrio de Palomarejos, así como en los daños y robos causados a siete vehículos estacionados en el aparcamiento de Safont que tuvieron lugar a principios de esta misma semana.

El arresto de estos dos jóvenes, que ya contaban con antecedentes por robo con fuerza y se encontraban muy activos durante los últimos meses, tuvo lugar la madrugada del pasado martes 9 de marzo. Sobre la una de la madrugada dos Policías Nacionales, que se encontraban en un dispositivo de prevención patrullando la zona comercial del barrio de Santa Teresa, les sorprendieron justo estaban rompiendo la ventana de un establecimiento de hostelería y se disponían a acceder al interior.

Al darles el alto, ambos emprendieron la huida, siendo interceptados y detenidos a escasos metros del lugar de los hechos. Entre las herramientas que les fueron intervenidas se hallaba un gato de vehículo que, según pudieron averiguar los agentes, también habían utilizado para intentar forzar el cierre de una tienda de alimentación del barrio de Palomarejos.

Con ambos jóvenes ya detenidos en dependencias policiales, los investigadores de la Policía Nacional, que habían iniciado las correspondientes diligencias sobre los supuestos actos vandálicos ocurridos durante la misma madrugada en el aparcamiento de Safont, lograron conectar ambos hechos y reconstruir el itinerario delictivo que los arrestados habían seguido esa misma noche.

Su primera parada fue el citado aparcamiento, donde fracturaron las ventanillas de siete vehículos para hacerse con efectos de valor y las herramientas necesarias para dar el siguiente golpe. Una vez que consiguieron su objetivo, se trasladaron hasta el barrio de Palomarejos, donde trataron de forzar el cierre de una tienda de alimentación, sin conseguirlo.

Tras este frustrado intento de robo con fuerza, se dirigieron al barrio de Santa Teresa, donde fracturaron la ventana del establecimiento de hostelería y fueron inmediatamente detenidos por la Policía Nacional, poniendo así punto final a su actividad delictiva.

Finalizadas las gestiones de investigación, fueron puestos a disposición de la autoridad judicial durante la mañana de ayer, como presuntos autores de dos delitos de robo con fuerza en establecimiento y siete de robo en interior de vehículo.

Compartir