VÍDEO

El agua vuelve a filtrarse a chorros en las Urgencias del hospital de Toledo

Una fuerte tormenta sorprendió pasadas las 7 de la tarde de este martes a los vecinos de Toledo. Según los datos de la Agencia Estatal de Meteorología, en la capital castellano-manchega se registraron intensas precipitaciones que dejaron casi 24 litros de agua por metro cuadrado. 

La tromba de agua, que duró en torno a media hora, afectó especialmente a algunos barrios como Valparaíso, Buenavista y Palomarejos, donde se encuentra el hospital Virgen de la Salud. Y el vetusto centro sanitario toledano, que dejará de funcionar en unos meses cuando se complete al traslado al nuevo Hospital Universitario, no aguantó el chapuzón y se produjeron importantes goteras en una de las zonas más sensibles de Urgencias, como ha ocurrido en ocasiones anteriores, la última de ellas el pasado mes de enero.

En un vídeo al que ha tenido acceso este periódico puede comprobarse que las deficiencias en la instalación no se han subsanado desde entonces y que este martes el agua volvió a filtrarse a chorros desde el mismo techo, lo que obligó a una decena de trabajadoras a actuar con rapidez y en equipo para evitar una inundación poniendo cubos, plásticos y sábanas a modo de empapador. "Está cayendo por todos lados" o "me estoy empapando", se escucha decir a las profesionales.

Fuentes hospitalarias, de su lado, han asegurado a EL DIGITAL que la incidencia se resolvió en pocos minutos y que no afectó al servicio, que pudo garantizar en todo momento la asistencia sanitaria adecuada para todos los pacientes.

En la entrada de Urgencias se instalaron unas pantallas metálicas a modo de dique para evitar que la gran cantidad de agua acumulada en las calles de las inmediaciones entrase al interior de las instalaciones sanitarias.

Compartir