"ES UN DEBER LEGAL Y MORAL", ASEGURA EL ALCALDE

Guadalajara pondrá nombre de mujer a varias calles 'franquistas' de la ciudad

Alberto Rojo, alcalde de Guadalajara Alberto Rojo, alcalde de Guadalajara

El Ayuntamiento de Guadalajara cambiará la denominación a varias calles de la ciudad para sustituir los nombres de personas vinculadas a la dictadura franquista por otros de mujeres que han jugado un papel relevante en la historia de la capital. Así lo ha avanzado el alcalde, el socialista Alberto Rojo, durante el descubrimiento de una placa en recuerdo de las víctimas españolas del nazismo en campos de concentración.

El alcalde ha explicado que el cambio "se hará con tiempo" -la previsión es que se lleve a cabo durante el verano- y ha asegurado que el Ayuntamiento informará y facilitará cualquier tipo de trámite a las personas que vivan en las calles afectadas, que son las siguientes: calle Boixareu Rivera, Plaza de Boixareu Rivera, calle Hermanos Ros Emperador, travesía de los Hermanos Ros Emperador, calle del General Moscardó Guzmán y calle de Fernando Palanca.

Los nuevos nombres se elegirán mediante un proceso participativo, aunque la decisión del cambio parte del trabajo previo realizado por una comisión de expertos con 17 personas vinculadas al mundo académico, a la Universidad de Alcalá de Henares y al mundo del archivo. Todas ellas han elaborado una propuesta inicial con 15 nombres de mujeres relevantes, a las que ahora se incorporarán otras cinco para que la ciudadanía elija los nuevos nombres.

Cambios ya decididos

Fuera del proceso participativo quedarán la calle Capitán Boixareu Rivera, que pasará a denominarse La Carrera según se la conoce popularmente, y la plaza del Capitán Boixareu Rivera se llamara calle de María Pachecho, figura femenina destacada durante la Revuelta de las Comunidades, de la que ahora se cumplen 500 años. 

En las próximas semanas el Ayuntamiento dará a conocer la propuesta con el listado de 20 nombres de mujeres históricas en Guadalajara para que los vecinos y vecinas elijan cuatro de ellas.

Durante su intervención, Alberto Rojo ha asegurado que este cambio “no es solo un deber legal sino también una cuestión moral”, y ha adelantado que el Ayuntamiento creará en poco tiempo otro monumento "en memoria y recuerdo en este caso de las víctimas del franquismo que pagaron con su vida la defensa de la libertad". "Nadie hoy puede ni debe situarse del lado del odio sino del lado de la libertad y de la democracia", ha finalizado.

Compartir