PARTIDARIO DE QUE CLM SEA "UN CARGUERO BUENO"

Page, un hombre tranquilo pese al terremoto político en España

El presidente de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha comparado este lunes la política en España con una montaña rusa, aunque ha advertido de que "lo malo que tiene es que, además del vértigo y de que nunca tienes los pies en el suelo, cuando termina el recorrido, terminas más o menos cerca de donde has salido".

En un acto en Altarejos (Cuenca), donde ha puesto la primera piedra del parque solar "Escuderos", el presidente de Castilla-La Mancha ha hecho alusión, aunque sin citarlo expresamente, a la dimisión de Pablo Iglesias como vicepresidente segundo del Gobierno central para encabezar la lista de Unidas Podemos a la Asamblea de Madrid en las elecciones del 4 de mayo.

El presidente de Castilla-La Mancha ha comentado que "uno no gana para noticias", y ha comparado la política en España con una montaña rusa, si bien se ha mostrado partidario de que Castilla-La Mancha sea "un carguero bueno" para que "cuando llegue, llegue cargado" y ha asegurado que en estos momentos, va "recogiendo".

García-Page, que en la segunda parte de la pasada legislatura gobernó en coalición con Podemos en Castilla-La Mancha, ha valorado que en la región en la actualidad se puede "mirar con luz larga" aunque ha recordado que a él le tocó "estar pendiente y mirando de reojo" a quien "tenía sentado en el gobierno por si acaso nos quitaba la silla".

Tras reconocer que "esto pasa en la política", ha subrayado que "la ventaja de no tener que mirar de reojo a nadie es que se puede mirar solo de frente".

"No tener que estar en la desconfianza en la política cuando se instala la enorme precariedad, nos permite afrontar estrategias de medio y largo plazo", ha destacado García-Page, que ha indicado que en la región se están realizando inversiones en sanidad y en educación, entre otros aspectos.

Compartir