SEGUNDA OLEADA

Así ha sido la renovación de equipos que ha acometido el SESCAM en toda la región

El director general de Asistencia Sanitaria del Servicio de Salud de Castilla-La Mancha (Sescam), José Antonio Ballesteros, ha avanzado que el viernes 30 de abril culminará la segunda ola de renovación tecnológica del Sescam, que cubrirá la totalidad de hospitales de la región, así como los Centros de Especialidades y Diagnósticos (CEDT) de Tarancón, en Cuenca, e Illescas, en Toledo.

En rueda de prensa, ha asegurado que los nuevos equipos tecnológicos que ha adquirido el Sescam permitirán una exposición a dosis ionizantes a la par que reducirá la movilidad de pacientes por centros hospitalarios de la región.

En esta segunda ola de renovación tecnológica, tal y como ha desgranado el director general, se han adquirido 7 TAC, 11 salas de radiología, 14 telemandos, y dos portátiles, que irán a los centros sanitarios de Almansa, Villarrobledo, Alcázar de San Juan, Tomelloso, Hospital Virgen del Valle de Toledo y hospital de Talavera de la Reina.

Junto a ellos, se han adquirido también equipación para renovar 14 salas de radiología digital que irán al complejo hospitalario de Albacete, Almansa, Villarrobledo, Ciudad Real, Valdepeñas, Tomelloso, Puertollano, Guadalajara, Cuenca y Talavera, así como a los CEDT de Tarancón (Cuenca) e Illescas (Toledo).

"Estos dos CEDT ya disponían de salas de radiodiagnóstico, pero debido a su alto grado de obsolescencia hemos decidido renovarlos", ha añadido Ballesteros.

Finalmente, otra inversión que se va a acometer dentro de este plan es la relativa al TAC de oncología del Hospital de Ciudad Real, que también se va a renovar. "Es una prestación imprescindible para la radioterapia y hace un año y medio se renovó el de Albacete, haciéndolo ahora en Ciudad Real", ha asegurado.

Ha especificado que en el caso del hospital ciudadrealeño "se está a la puerta" de renovarlo y, en el caso del nuevo hospital de Toledo, "también se está a punto de adquirir nueva tecnología". "A partir del 30 de abril podremos decir que la tecnología va a ser completamente nueva", ha añadido.

Salir del primer grado de obsolescencia

Con todo, el Sescam "no solo va a renovar la tecnología, sino que se ha querido que esta nueva maquinaria sea pronto una realidad para que la región salga del primer grado de obsolescencia de tecnología del país". Así, ha concretado que los aparatos nuevos "conllevan mayor funcionalidad, un salto de banda tecnológica".

En relación a los TAC, ha destacado que van a permitir hacer funcionalidades que hasta ahora no se podían llevar a cabo, y que las imágenes que se tomen se van a poder ver desde cualquier equipo de la región. Esto supondrá para el paciente "menor movilidad por los centros sanitarios de la región, lo que supone un gran salto".

Respecto a las salas de radiología, "todas llevarán un software de telemetría para desviaciones de columna, reemplazando a las salas que no lo podían hacer, y en conjunto todo el aparataje va a tener mucha más funcionalidad".

Además, al tratarse de sistemas más modernos, las nuevas máquinas permitirán "que el paciente pase un menor tiempo expuesto a la prueba, por lo que verá cómo tendrá una menor exposición a dosis ionizantes, y se podrá reducir la radiación hasta en un 70% dependiendo de la prueba. También llevarán mejoras en dosis pediátricas.

"En definitiva, todo esto ha podido realizarse porque estamos en un momento de pandemia y el Estado nos permiten hacer procedimientos de urgencias, pero de no haber tenido todo esto programado, no estaríamos en condiciones de poder meternos en una revolución tecnológica como la que estamos hablando", ha subrayado Ballesteros.

Por último, el director general ha destacado que son los ciudadanos "los que se van a ver beneficiado en gran medida, pero los profesionales se están partiendo el pecho y desde Sanidad estamos intentado mejorar las condiciones de trabajo de todos ellos con la tecnología que estamos adquiriendo".

Compartir