DUELO GESTACIONAL

Una mujer recoge más de 30.000 firmas para que se apruebe una baja tras el aborto

Claudia Gómez inició hace dos meses una petición en la plataforma Change.org para pedir al Ministerio de Trabajo que el Gobierno apruebe un permiso por duelo gestacional, y ya ha recogido más de 31.000 firmas.

"Soy Claudia y como muchas otras mujeres he sufrido en primera persona el dolor físico y psicológico de una muerte gestacional", subraya la impulsora de la petición en su escrito dirigido al Ministerio de Trabajo.

Según recuerda, todo empezó con tres palabras --"No hay latido"-- pero asegura que "lo peor vino después" porque denuncia que "la atención al duelo perinatal en España es prácticamente nula".

Claudia Gómez cuenta que su segundo bebé, Hugo, murió en su vientre con 17 semanas de gestación, lo tuvo que parir y la enfermera colocó una sábana por encima para que no lo viera. Después, recuerda que llegó una ginecóloga que le dijo a otra: "Trae ese bote para meter al bebé".

La impulsora de la petición afirma que no podría haber afrontado el duelo por esta pérdida sin la ayuda de su psicóloga, a la que tuvo que buscar por su cuenta, según añade.

Por todo ello, quiere lograr que se apruebe un permiso por duelo en casos de pérdida gestacional que incluya a la pareja, si la hay, y que se reconozca cuando el bebé tiene menos de 180 días de gestación, ya que en la actualidad el permiso de maternidad existe en casos de muerte perinatal pero únicamente cuando se han superado los 6 meses de gestación.

"Es necesario que este permiso sea del tiempo suficiente para facilitar la recuperación física y psicológica. A pesar de que el 80 % de los abortos espontáneos ocurren en las primeras 13 semanas como ocurrió en mi primera pérdida gestacional, no existe un permiso por duelo cuando ocurre antes de los 6 meses de gestación", explica.

Según precisa, muchas mujeres se sienten "indefensas" ante esta situación y "por no tener que dar explicaciones a su médico de cabecera, reanudan su actividad laboral al día siguiente de haber sufrido una muerte gestacional sin estar aún preparadas mentalmente". Ella misma, según cuenta, recibió en ambos casos una baja por enfermedad común.

Compartir