PARA VÍCTIMAS DE VIOLENCIA MACHISTA Y ABUSOS

Castilla-La Mancha destinará más de 840.000 euros a asistencia psicológica

El Consejo de Gobierno de Castilla-La Mancha ha aprobado una partida de 843.544 euros para seguir prestando asistencia psicológica a menores víctimas de violencia de género y al 'Programa Contigo', el servicio gratuito de asistencia psicológica a mujeres mayores de 18 años víctimas de agresiones y/o abusos sexuales. Esta cantidad supone un aumento del 22 % respecto a la partida actual.

Así lo ha destacado la consejera de Igualdad y portavoz del Ejecutivo autonómico, Blanca Fernández, en la rueda de prensa que ha ofrecido este miércoles, a fin de informar de los acuerdos del Consejo de Gobierno de la presente semana, marco en el que ha defendido que este incremento presupuestario posibilitará aumentar el número de horas destinadas a la prestación del servicio.

"Incrementamos un 22 % para los próximos dos años con el objetivo de atender a todas aquellas personas que lo necesiten y que nadie tenga que esperar, aunque hasta ahora no ha sido necesario. Entendemos que estos programas, en la medida que se consolidan, tienen mas demanda porque afloran situaciones silenciadas durante mucho tiempo con el consiguiente perjuicio emocional para las víctimas", ha precisado.

"Vamos a garantizar la continuidad del programa en los dos próximos años para que ningún niña o niño ni ninguna mujer que haya sufrido abuso o agresión sexual, en la actualidad o a lo largo de su infancia, tenga secuelas emocionales por ello y se vea abandonado", ha señalado la responsable regional de Igualdad, que entiende que se trata de un programa de atención "imprescindible que ayuda a restañar heridas".

Dicho esto, ha detallado que gracias al 'Programa Contigo' se han atendido a lo largo del 2020 a un total de 88 mujeres que han sufrido abusos o agresiones sexuales. El pasado año también se atendió a un total de 247 menores, que han vivido la violencia de género. Ha destacado que ambos programas no se han interrumpido durante la pandemia, pues se han prestado forma telemática, aunque desde la Consejería apuestan por la presencialidad.

Con estos acciones, ha defendido la responsable regional de Igualdad, Castilla-La Mancha evidencia que tanto las víctimas de agresiones sexuales y los menores que presentan secuelas emocionales por haber presenciado la violencia de género ejercida contra sus madres, son victimas de violencia de pleno derecho, "y lo son porque la Ley para una Sociedad Libre de Violencia de Género de Castilla-La Mancha está adaptada al Convenio de Estambul que reconoce todas las manifestaciones y formas de violencia machista".

De ahí que haya vuelto a reclamar que el Ejecutivo central actualice la Ley integral de Protección de Víctimas de Violencia de Género y la adapte a dicho tratado internacional "para recoger todas las formas de violencia machistas". "Es imprescindible para atender a todas las víctimas, para que pasen de ser víctimas a ser supervivientes y puedan salir del círculo de la violencia", ha concluido.

Compartir