SEGÚN CCOO

Denuncian incumplimientos de las contratas del transporte sanitario en Toledo y Cuenca

CCOO ha denunciado que dos contratas del transporte sanitario de la región, Finisterre-Sanromán SL en la provincia de Toledo y la UTE Ambulancias Cuenca, siguen incumpliendo el convenio colectivo del sector, "pese a que sí cobran del Sescam como si lo cumplieran".

"A raíz de la firma del nuevo convenio colectivo del sector, el Sescam suscribió las correspondientes modificaciones o novaciones contractuales con las empresas adjudicatarias del servicio para adecuar la dotación presupuestaria de cada contrata a las nuevas obligaciones empresariales en materia salarial y de empleo. Sin embargo, Finisterre-Sanromán y la UTE Ambulancias Cuenca no las están cumpliendo", ha indicado el responsable de Transporte por Carretera de CCOO-FSC en la región, Alfonso Tercero, según ha informado el sindicato en nota de prensa.

La UTE Ambulancias Cuenca, con la que el Sescam renovó contrato por la vía de urgencia hace un par de meses, "no cumple el convenio vigente, y ni siquiera el anterior", denuncia Tercero. "Está abonando un complemento de presencia por debajo del establecido. No paga las dietas a los trabajadores del transporte urgente ni del programado. El pasado mes de enero, modificó unilateralmente las condiciones laborales de los trabajadores del transporte urgente a fin de rebajar los salarios aún más", ha manifestado.

"La asesoría jurídica de CCOO tiene ya presentadas en los juzgados decenas y decenas de reclamaciones de cantidad contra esta empresa. Sólo las deudas salariales con los trabajadores que han demandado a la UTE a través de CCOO, por incumplimientos flagrantes del convenio colectivo a lo largo de 2020, suman en torno a un millón de euros", ha revelado Tercero.

"Hemos instado al Sescam a retener el aval de esta UTE, porque venimos detectando determinadas maniobras empresariales que nos inducen a temer que se declare insolvente, o que solicite concurso voluntario de acreedores; y que deje sin saldar todas las deudas salariales", ha advertido.

Por lo que respecta a Toledo, la empresa adjudicataria del servicio en esta provincia, Ambulancias Finisterre-Sanromán SL, mantiene ocho bases con tripulaciones de tres personas, y no de cuatro como le obliga el convenio colectivo.

En concreto, las bases que siguen atendidas por tres trabajadores son las de Los Yébenes (Soporte Vital Básico); Menasalbas (Urgencias), La Puebla de Montalbán (Urgencias), Torrijos (SVB) Fuensalida (SVB), Escalona (Urgencias y UVI Móvil), Cebolla (Urgencias) y Talavera (Soporte Vital y Enfermería).

"Para cubrir en estas localidades los servicios concertados con el Sescam cumpliendo lo establecido en el convenio hacen faltan 13 personas más, cuya contratación y salarios se está ahorrando la empresa", denuncia Tercero. CCOO ya ha advertido por escrito al Sescam de este incumplimiento.

Sanromán SL, por otro lado, está incumpliendo también las medidas de higiene y desinfección a las que obliga la situación de pandemia en la prestación de un servicio tan expuesto al riego de contagio como es el transporte sanitario.

El pasado 16 de febrero, la propia Inspección de Trabajo requirió a Sanromán a "que proceda a la concreción de medidas que permitan que el lavado y descontaminación de la ropa de trabajo se desarrolle por la empresa en sus dependencias, o mediante servicios concertados que eviten que el trabajador se lleve esta ropa a su domicilio para su limpieza".

La Inspección subrayaba, con letras mayúsculas, que "el plazo de cumplimiento es inmediato, debiendo ser acreditado su cumplimiento en un plazo no superior a un mes". Han transcurrido sin embargo más de dos meses y Sanromán sigue incumpliendo este requerimiento, y sus trabajadores siguen llevando a lavar a sus casas la ropa de trabajo.

Compartir