HAN SIDO MÁS DE 8.400

Piden vigilar la salud física y mental de los sanitarios del Sescam contagiados

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) ha reclamado este jueves la vigilancia de las secuelas, tanto físicas como psicológicas, que ha provocado la covid-19 en los 8.400 profesionales del Servicio de Salud de Castilla-La Mancha (Sescam) que han resultado contagiados durante la pandemia.

En nota de prensa, el sindicato ha detallado que en la región se han contagiado 5.400 profesionales, según los últimos datos del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias recabados desde el 11 de mayo de 2020, a los que se suman los más de 3.000 positivos notificados por el Sescam entre marzo y abril del pasado año.

Por ello, ha puesto en marcha una campaña específica a través de la que solicita la vigilancia de la salud de los trabajadores, así como estudios de seroprevalencia tras la vacunación frente a la covid-19 para comprobar la inmunidad de los colectivos vacunados.

Asimismo, a través de esta iniciativa pide estudios epidemiológicos y el refuerzo de los recursos humanos en los servicios de prevención, y la incorporación de especialistas en psicología clínica con motivo de la sobrecarga mental y emocional generada por la pandemia entre los trabajadores.

En este sentido, ha solicitado que se realice la vigilancia periódica de la salud en función de los riesgos inherentes al puesto de trabajo, en virtud de lo establecido en la Ley de Prevención de Riesgos Laborales, dado que, hasta el momento, dicha actividad se ha visto paralizada por la pandemia.

De hecho, ha propuesto la creación de un Servicio multidisciplinar poscovid, coordinado por el Servicio de prevención de riesgos laborales del Sescam, para atención especializada de los profesionales que presentan secuelas físicas y psicológicas, así como que se informe acerca de la programación de los reconocimientos médicos que se vayan a realizar a los delegados de prevención directamente o a través del Comité de Seguridad y Salud Laboral.

Entre las secuelas físicas, ha señalado que se incluyen problemas de movilidad, alteraciones del sueño y del estado de ánimo, así como complicaciones asociadas con varios órganos, neurológicas, respiratorias, cardiovasculares, musculares y dermatológicas.

Y entre las secuelas psicológicas, ha añadido que se han descrito trastornos de estrés postraumático, depresión y ansiedad, así como desestabilización de procesos previos al contagio, entre otras.

Además, CSIF ha puesto a disposición sus asesorías jurídicas para poder tramitar el cambio de las bajas covid-19 a accidente de trabajo y enfermedad profesional, tanto por reclamación ante el Instituto Nacional de la Seguridad Social como a través de la vía judicial.

Compartir