APELACIÓN AL CIVISMO EN DAIMIEL, CIUDAD REAL

Las fotos del incivismo que ha mostrado un Ayuntamiento de Castilla-La Mancha

Fotos: Ayuntamiento de Daimiel (Ciudad Real) Fotos: Ayuntamiento de Daimiel (Ciudad Real)

La concejal de Limpieza Viaria del Ayuntamiento de Daimiel (Ciudad Real), María del Carmen Rivero, ha mostrado imágenes que revelan el acopio de todo tipo de materiales, restos de mobiliarios y otros despojos en algunos puntos del término municipal daimieleño, por lo que ha apelado al civismo de la localidad. "En la localidad hay cerca de 400 contenedores en los que nos encontramos enseres y voluminosos que no deben estar ahí, para eso existe el teléfono verde o el Punto Limpio".

Rivero ha recordado que existe el denominado 'Teléfono Verde', totalmente gratuito, a través del cual se puede concertar la recogida de este tipo de basuras mediante una llamada al teléfono 926 85 43 09, ha informado el Ayuntamiento en nota de prensa.

A partir de ahí, el ciudadano debe sacar los voluminosos a la puerta de casa el día concretado con los operarios. Éstos se encargarán de recogerlos a pie de domicilio y depositarlos en el lugar adecuado. Además, también se encuentra abierto el Punto Limpio situado en el Polígono Sur (Avenida de la Formación s/n) al que se puede acceder de lunes a sábado en horario de 10.00 a 12.00 horas. Su uso también es totalmente gratuito.

"No es por echar culpas a nadie, es una realidad, pero igual que el Ayuntamiento presta un servicio porque ésa es su obligación, el ciudadano también tiene el deber de facilitar la convivencia", ha observado. Por ello, ha apelado de nuevo al "civismo" para evitar que se produzcan situaciones donde se depositen desperdicios inadecuadamente en la vía pública.

Así no

Sobre esto también se ha manifestado el concejal de Medio Ambiente, Javier Fisac. "Hay que redundar en apelar al civismo a cada vez hay más personas viviendo en segundas viviendas que generan basura". Para depositar esos residuos, hay instalados contenedores en todos los accesos a la ciudad.

"El campo no está para albergar ruedas, inodoros, bombonas de butano, ruedas, extintores, o parachoques", sentenciaba el concejal. "Si queremos una ciudad que llame al turismo, no puede ser que el campo esté lleno de residuos", reparó.

Con la ratio de contenedores cubierta y la posibilidad de instalar nuevos en el caso de que se perciba algún desbordamiento reincidente de residuos en algún lugar concreto, "no hay recursos para poner a una persona detrás de cada ciudadano para que no se tiren cosas a la calle", comentaba el edil de Medio Ambiente. Sin embargo, ha recordado que las llevar a cabo este tipo de conductas incívicas pueden cobrarse con sanciones de hasta 600 euros.

Compartir