REPORTAJE DE EL ESPAÑOL

Los 550 nuevos radares de la DGT que te coserán a multas con el fin de la alarma: cómo evitarlos

Es el primer viernes sin estado de alarma, y ganas de viajar no faltan. El festivo de San Isidro en Madrid y el buen tiempo generalizado en toda España premonizan un fin de semana de trasiego de maletas, éxodo hacia las costas, reencuentros familiares y, claro, multas de tráfico para los infractores.

Las zonas del interior esperan una operación salida de atascos, kilómetros de ruta y controles en carretera. En este caso, la Dirección General de Tráfico (DGT) lleva toda la semana avisando de una nueva campaña de vigilancia y control de velocidad en vías interurbanas -autopistas, autovías y carreteras convencionales- y ciudades que se prolongará, precisamente, hasta el domingo 16 de mayo.

El incremento de vigilancia se notará, sobre todo, en la presencia de radares móviles, con unos 550 dispositivos en las vías interurbanas, además de todos los radares fijos y de tramo, furgonetas camufladas, drones y helicópteros situados en este tipo de carreteras. De hecho, dos de los radares que ponen más multas de toda España se sitúan, precisamente, en dos de los destinos más probables para el éxodo madrileño: Málaga (A7, km 246) y Valencia (AP-7, km 478).

Tendrá su reflejo también en los controles dentro de las ciudades, donde se espera la mayor cantidad de multas. Esta semana, la DGT redujo el límite genérico de velocidad dentro de los municipios de España de 50 a 30 kilómetros por hora en las calles de un solo carril o de un único carril por sentido de circulación -que son la mayoría-, imponiendo multas de 100 a 600 euros y desde los 0 hasta los 6 puntos por saltárselos.

Multas por 31 km/hora

Desde el portal SocialDrive, la aplicación para compartir datos de tráfico en tiempo real, se ha informado del avistamiento de hasta ocho nuevos radares en ocho ciudades españolas. La lista de estos controles la puedes consultar en este artículo que ya adelantó EL ESPAÑOL. La regla para evitarlas es sencilla: no superar los 30 km/hora en ciudades, ni los 20 cuando se trate de un carril único.

A pesar de la expectación y la previsión de movimiento entre ciudades, la DGT no prevé organizar un dispositivo especial de cara a este fin de semana. El motivo, aduce una portavoz de la dirección en conversación con este diario, es que la afluencia de tráfico no será tan grande como en épocas anteriores a la pandemia y que la mayoría de los desplazamientos serán de corto recorrido.

“El domingo pasado, cuando se levantó el estado de alarma en toda España, el tráfico sólo subió en un 15% con respecto al domingo anterior [todavía con restricciones]”, señala la misma persona. “Aún así, siguió siendo un 23% más bajo que un domingo cualquiera antes de la pandemia. Las operaciones especiales las hacemos con niveles mucho, mucho más altos, y con desplazamientos más largos”, concreta.

En lo que respecta a las expectativas de visitas al interior, Madrid se lleva la palma. La fiesta de San Isidro espera acoger no sólo a los habitantes de la capital, sino a muchos curiosos de ciudades y provincias limítrofes, por lo que las estaciones de Atocha, Chamartín y Méndez Álvaro ya han planeado una acogida masiva.

Compartir