Emprendedor.es

El periódico de economía de Castilla-La Mancha


BOE Info concurso

UPA PIDE TOMAR MEDIDAS CON URGENCIA

Mensaje desesperado desde Castilla-La Mancha: el sector del vino "se muere"

La Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos (UPA) de Castilla-La Mancha ha advertido este viernes de que el sector del vino "se muere" si no se actúa "con urgencia" y de que cada vez serán más los agricultores que abandonen este cultivo.

En un comunicado, la organización agraria ha informado de que el responsable regional de Vino en UPA, Alejandro García-Gasco, ha participado en una reunión con el sector en el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, donde ha solicitado "medidas urgentes y más presión a la Unión Europea", porque el sector está "tocado de muerte".

UPA ha señalado que, ante el informe de la Comisión Europea donde se prevé un futuro esperanzador para el sector según mejore la situación de la pandemia, los viticultores tienen "un regusto amargo y un claro pesimismo" por la "falta de voluntad" de la Comisión para poner medidas y fondos excepcionales.

Asimismo, ha criticado que el Ministerio de Agricultura insiste en la autorregulación por parte del sector en relación al control de rendimientos y almacenamiento, ya que con menos superficie cultivada se está produciendo más, pese a las consecuencias de la covid-19.

En este sentido, UPA ha coincidido en que el sector debe autorregularse, pero ha precisado que, en una situación excepcional como la actual, requiere de "medidas excepcionales" y, por tanto, la autorregulación debe ser "proporcional y escalonada".

"No entiende de mercado ni de pandemias"

Con todo, ha incidido en que, en este mes de abril, "el viñedo viene brotando y no entiende de crisis de mercado ni pandemias", por lo que el sector "necesita que le digan que se va a hacer algo", ha reclamado, al tiempo que ha apuntado que "quizás la autorregulación pueda ser el futuro", pero siempre y cuando haya "correspondencia con los precios de la uva".

Además, UPA ha insistido al Ministerio que presione a las comunidades autónomas sobre el control de rendimientos, el fraude y la presión sobre la trazabilidad, para evitar situaciones como las que se han vivido en el sector, y ha sentenciado: "si hubiera sanciones más potentes, al defraudador no le merecería la pena".

Por otro lado, en relación a la integración del Programa Nacional de Apoyo en el Plan Estratégico para la Política Agraria Común (PAC) a partir de 2023, UPA ha dicho que estará "vigilante" y que ha remitido su propuesta con medidas de adaptación al 'Green Deal' y 'De la Granja a la Mesa', ya que ha considerado que "provocará un gran esfuerzo al viticultor y merece una contraprestación adecuada", ha concluido.

Compartir