LIGA ASOBAL

35-27 | Logroño, demasiado rival para el Quabit Guadalajara

Foto: BM Ciudad de Logroño Foto: BM Ciudad de Logroño

El Logroño La Rioja se ha impuesto por 35-27 al Guadalajara, en un partido aplazado de la Liga Asobal, por la simple inercia que le ha dado el tener una plantilla con más calidad individual y capaz de jugar a más ritmo que el conjunto alcarreño.

El acierto en el lanzamiento del caboverdiano Delcio Pina, la seguridad de Casado y Balenciaga en la dirección y Rangel Luan en la portería fueron los principales argumentos del Logroño que, por lo demás, defendió solo en algunos momentos y en otros pareció conformarse con administrar la renta en el que marcador, que casi siempre fue de tres o cuatro goles.

Enfrente tuvo a un rival con voluntad pero menos argumentos, que compitió bien veinte minutos pero poco a poco se apagó y comprendió que no dispone de calidad individual para oponerse a un rival con objetivos muy superiores, que ya sin partidos aplazados se ve con opciones de ser segundo si no falla más.

El Guadalajara se encontró de salida con el mejor Delcio Pina de la temporada, muy suelto en el lanzamiento y acertado en sus decisiones; sus primeros "zambombazos" fueron tres goles que dieron a su equipo una ventaja a los seis minutos de juego que ya nunca perdió.

Pero el Logroño se acomodó con una ventaja de tres goles y no ofreció su mejor nivel defensivo para ampliarla, con lo que el primer tiempo tuvo muchos momentos de correcalles, en los que el Guadalajara se encontró cómodo y fue a más, para llegar a ponerse 12-11 a los 21 minutos.

Solo ahí aceleró algo el Logroño, sobre todo en ataque, dado que el Guadalajara tampoco tenía demasiada intensidad defensiva y consiguió irse al descanso con 19 goles, aunque encajó 15.

Tras el descanso el Logroño mantuvo la misma inercia, conservó su propio ritmo consciente de que su rival se agotaría pronto, como así fue.

Desde el minuto 10 del segundo tiempo el Logroño empezó a aumentar su renta, no por hacer una gran defensa, sino porque el Guadalajara estaba cada vez más ahogado y carecía de ideas para superar a un Rangel inspirado.

En la recta final del partido el equipo riojano colocó los diez goles de ventaja en el marcador -aunque terminó con ocho-, que hablan por si solos de la diferencia entre las dos plantillas, incluso sin que el Logroño realizara un partido redondo.

Ficha técnica

BM Ciudad de Logroño (19+16): Jorge Pérez (p), Sánchez Migallón (3,1p), Decio Pina (11), Erik Balenciaga (1), Serradilla (3), Eduardo Cadarso (4), David Cadarso (1), Rangel Luan (p), Mario Dorado (3,2p), Agustín Casado (4), Tomás Moreira (4,1p), Goñi y Eduardo Ortiz (1).

Quabit Guadalajara (15+12): Hombrados (p), Savini (4), De Souza (5,1p), Gallardo (3), Paredes (3), Mouriño (2), Dariel García (2,1p), Santamaría (p), Alberto Sanz (1), Javier Rodríguez (2), Javier Bodí (1), Alberto Díaz (2), Alejandro López, Romanillos, Juan Marmesat (1) y José Luis Román (1).

Parciales: 2-2, 6-3, 9-6, 12-9, 16-12, 19-15 (descanso), 20-17, 23-18, 25-20, 29-22, 32-23 y 35-27 (final).

Árbitros: Quemada y Martínez. Excluyeron por dos minutos a los locales Delcio Pina y Serradilla (2 veces) y a los visitantes De Souza y Dariel García.

Incidencias: Partido de la Liga Asobal, aplazado de la jornada 20, disputado en el Palacio de los Deportes de La Rioja ante unos 500 aficionados.

Compartir