Buenos Humos

Buenos Humos


Pedro A. López Gayarre

Dos alcaldías y la sombra de una duda

Ante el inminente relevo pactado hace dos años por Ciudadanos y PSOE en las alcaldías de Ciudad Real y Albacete, es inevitable pensar en lo que sucedió en Murcia hace unos meses y que desencadenó un terremoto político con epicentro en Madrid y con las consecuencias ya conocidas. Y digo que es inevitable porque el que más y el que menos sabe que Ciudadanos es una formación en proceso de disgregación y cuando en un partido las perspectivas no son ni mucho menos claras, cualquier cosa puede suceder.

Y por lo que pudiera ocurrir, alguien que lleva mucho tiempo en política y que conoce bien lo imprevisible que puede ser alguien que no tiene nada que perder, como es José Manuel Caballero, uno de los hombres fuertes del PSOE de Ciudad Real, no oculta su contento al saber que el pleno del Ayuntamiento de Albacete, en el que Vicente Casañ (Cs) cederá la alcaldía a su compañero del PSOE, Emilio Sáez, se celebrará una semana antes que el de Ciudad Real, en el que Pilar Zamora (PSOE) cederá la alcaldía a Eva Masías (Cs).

Y es que José Manuel Caballero tiene sus motivos para estar mosca. Hace unos días el coordinador local de Ciudadanos en Albacete, Ángel Perea, ha lanzado una carta abierta en la que viene a decir que el paso de Vicente Casañ y de Ciudadanos por el gobierno municipal de Albacete ha sido un auténtico fiasco y una etapa en la que no se ha alcanzado ninguno de los objetivos marcados. Vamos, que la carta abierta de Zinedine Zidane a Florentino Pérez en su despedida es un dechado de diplomacia y buen rollo, al lado de la que Perea le ha dedicado a su compañero. Por lo que pudiera ocurrir en Albacete, Caballero espera un poco más tranquilo en Ciudad Real.

Uno, la verdad no cree que Casañ se preste a una maniobra de ese tipo, entre otras cosas, porque tampoco piensa que desde el PP regional consideren que a la larga les resultaría rentable. Casañ ha gobernado con moderación con los socialistas y ahora sería extraño que Emilio Sáez lo hiciera de una manera radical y opuesta a la línea marcada. Tampoco cree uno que en Ciudad Real Eva Masías se vaya a salir del guión marcado.

Para que algo diferente ocurriera tendría que haber, ante todo, una voluntad por parte de la Dirección Regional del PP de alterar unos pactos de los que serían muy dudosos los beneficios que obtendrían. Pero la condición humana, las circunstancias por las que pasa Ciudadanos en todos los niveles, el incierto futuro en política de unos cuantos de los protagonistas, no deja de proyectar una sombra de duda sobre los protagonistas.

Compartir