Buenos Humos

Buenos Humos


Pedro A. López Gayarre

Lo estaban pidiendo a gritos en Talavera

Años y años reivindicando industrialización, agua del Tajo, infraestructuras dignas para Talavera… y por fin, la corporación que preside doña Tita García ha acertado con lo que es una necesidad sin la que los talaveranos no pueden pasar ni un solo día más. Ni más suelo industrial, ni nuevas empresas, ni más  infraestructuras, ni más nada. Lo que necesita Talavera, su comarca y los talaveranos, la gran urgencia para redimir a la ciudad y la comarca, es una televisión municipal. Ya se han puesto manos a la obra e incansables conseguirán en pocos meses ese objetivo que tanto se anhelaba y se reclamaba en todas las grandes manifestaciones ciudadanas de veinte años para acá. Talavera de la Reina sin televisión municipal no es nada. A partir de ahora será otra cosa, que por algo Toledo, con su alcaldesa doña Milagros Tolón a la cabeza, se adelantó a la jugada y reservó su canal municipal como está mandado.

Aquí discriminaciones la justas, se ha dicho doña Tita García, que estamos hartos de que los de la capital pidan por esa boquita que Dios les ha dado y les caigan industrias, parques temáticos y canales de televisión, como si tal cosa. Ya está bien. Si el Ayuntamiento de Toledo quiere canal de televisión municipal la cosa no puede ser mala y ese es al camino a seguir. Canal Municipal innegociable ¡Ya! Ahora nos vamos a poner en nuestro sitio y vamos a demostrar que cuando nos ponemos a reivindicar somos únicos.

Así que todo el mundo tranquilo, que la cosa está en marcha y antes de que pase el verano tendremos telediarios propios, retransmisiones deportivas del Talavera en primera división de la Federación, que es el eufemismo para llamar ahora a la tercera, y hasta un Masterchef, que para algo tenemos a Maldonado y a mi amigo Pirri, el de Cuatro Caminos, dispuestos a marcarse unos “riñones a la plancha como nadie en Castilla-La Mancha”, que es la rima que preside su establecimiento desde toda la vida.

Por cierto, que el otro día, cuando fui a visitarle, que con esto de la jodida pandemia le tengo medio abandonado, en aquella casa no se hablaba de otra cosa: ¡Qué vamos a tener televisión municipal, tíos!; que esto pinta de otra manera; que esta alcaldesa y estos concejales saben lo que se hacen; que no sabe uno como hemos podido pasar sin televisión municipal estos cuarenta años de democracia; que si patatín, que si patatán; que qué se habían creído en Toledo… y que los botellines de la Mahou del Pirri cada día mejores. Ya te digo.

Compartir