Confidencial

Confidencial


EDCM

Vuelve un singular personaje de la política toledana a lomos de un nuevo partido

Tal como ha informado EL DIGITAL CLM, el exdiputado por Toledo en el Congreso Ramón Luis Molinary, que representó a Ciudadanos en la breve XI legislatura, que solo duró unos meses en 2016, ha presentado públicamente en Talavera de la Reina el partido político Contigo Somos Democracia (CSD), integrado por un equipo "diverso, compuesto por todo tipo de personas y en constante crecimiento". CSD ha informado en nota de prensa de que la irrupción de este nuevo partido en la ciudad "surge de la necesidad de dar respuesta al vacío que existe en numerosas cuestiones de primer orden y que afectan de primera mano a la sociedad talaverana y española". Este partido, creado hace apenas dos meses en Valencia, también ha entrado en la región por Ciudad Real presentándose esta semana en la localidad de Viso del Marqués. 

A Ramón Luis Molinary no solo se le conoce por lo poco que disfrutó de su escaño en el Congreso de los Diputados. También tuvo un protagonismo esencial en un episodio que prácticamente acabó con la carrera política del excoordinador de Ciudadanos en Castilla-La Mancha, Antonio López. Molinary fue parte activa en la denuncia de María José Navarrete contra López por acoso laboral y sexual que provocó la destitución automática del denunciado como líder de Ciudadanos en Castilla-La Mancha antes de que se pronunciaran los tribunales de justicia. Cuando lo hicieron archivaron la causa y quedó demostrado que la denuncia fue un montaje político para desacreditar a Antonio López y el trabajo que había llevado a cabo como coordinador de Ciudadanos en la región. El juez incluso dejó abierta la posibilidad de presentar acciones legales contra Navarrete por denuncia falsa. A ella ni siquiera se le pasó por la cabeza recurrir. Para entonces López estaba muy afectado por la enfermedad, y meses después fallecía.

María José Navarrete puso en conocimiento del partido el supuesto acoso que sufría por parte de Antonio López a través de una carta remitida a Molinary que éste se encargó de enviar a diversos cargos orgánicos de Ciudadanos tanto a nivel nacional como regional. Su antigua amistad con López se había roto a partir del momento en que éste decidió presentar una lista al Congreso que no estaba encabezada por Molinary, en contra de lo que habían decidido las bases y el criterio del propio partido a nivel nacional. Aquello tuvo un duro coste político para López, pero estaba decidido a impedir por todos los medios que Molinary volviera a encabezar la candidatura.

“No haber transigido a las demandas del delegado territorial de todo tipo ha hecho que nuestra relación se enfriase -declaró entonces Molinary-. De hecho, a mí me dijo en el mes de enero que si me separaba de las directrices que él me marcaba, en el caso de que hubiese elecciones quizá no volvería a ser el candidato”. Molinary también consideró en aquel momento que el hecho de que mandara la carta de Navarrete a otros cargos orgánicos para que fueran conscientes de la situación pudo enturbiar aún más su relación con López. Éste aseguró que dichas afirmaciones eran totalmente “falsas”. No lo sabemos, pero sí fue totalmente falsa la denuncia por acoso laboral y sexual que presentó contra él María José Navarrete con el apoyo de Molinary, el nuevo delegado provincial en Toledo de Contigo somos Democracia.

Compartir