Confidencial

Confidencial


EDCM

El tiempo apremia para la celebración de los tres congresos del PP pendientes en Castilla-La Mancha

Paco Núñez, presidente del PP de Castilla-La Mancha Paco Núñez, presidente del PP de Castilla-La Mancha

El PP mantiene su hoja de ruta de renovación territorial del partido y ha fijado otros siete congresos provinciales entre mayo y junio que se suman a los cerca de treinta que se han celebrado en toda España los últimos meses en plena pandemia del coronavirus. De los siete nuevos congresos convocados ninguno pertenece a Castilla-La Mancha, donde aún quedan por renovar las provincias de Toledo, Guadalajara y Cuenca.

Teóricamente antes del verano deberán convocarse también en estas tres provincias castellano-manchegas, pero la falta de consenso en estos territorios ha obligado a aplazarlos. Es todo lo contrario a lo que ha ocurrido en Albacete y Ciudad Real, donde se cerraron los congresos con candidatos y listas aprobadas de forma casi unánime, en línea con lo que está pidiendo la dirección nacional del partido.

En ese sentido, el ejecutivo de Pablo Casado apela a la unidad en este proceso de renovación interna y "puesta a punto" de las estructuras territoriales porque el objetivo es ganar más gobiernos en las próximas elecciones municipales y autonómicas, y ayudar al partido en su carrera hacia La Moncloa, según señalaban este fin de semana a Europa Press fuentes de la formación.

Solo en Sevilla se ha salido de la tónica general de consenso registrado en el resto de congresos. De hecho hablan de un proceso de renovación interno de "guante blanco y ordenado" en el que se acaba integrando "a todas las sensibilidades".

El secretario general de la formación, Teodoro García Egea, ha pedido esta semana a los suyos –en público y en privado- tener muy presente la máxima de que "sin partido no hay gobierno", una premisa que ve clave para poder ganar elecciones y tener el bastón de mando. A su entender, el PP ha optado por un partido "muy fuerte en la base" que "construya a partir de la base un proyecto nacional", mientras que el PSOE "ha optado por lo contrario, un proyecto unipersonal de Pedro Sánchez que tiene al partido y a España a su servicio".

En consecuencia, Paco Núñez tiene la responsabilidad de sacar adelante los tres congresos restantes en Castilla-La Mancha y de hacerlo con el mayor consenso posible. En fuentes internas del PP-CLM consideran que se están haciendo bien las cosas y elogian el hecho de que Núñez no se haya precipitado presionando a las provincias para que convoquen sus respectivos congresos sin tener garantías de que va a predominar la unidad en cada uno de ellos.

En apariencia las cosas siguen como estaban hace unos meses: con Guadalajara muy avanzada, pero sin cerrar del todo; Toledo con muchos problemas para lograr una lista unitaria y Cuenca a la espera de lo que se decida en los dos anteriores. Los resultados de las elecciones a la Asamblea de Madrid han allanado el camino, por lo que puede haber noticias muy pronto sobre alguno de los congresos pendientes. O sobre los tres.

Compartir