Confidencial

Confidencial


EDCM

Si es verdad lo que quiere Casado el PP no gobernará en Castilla-La Mancha

Paco Núñez Paco Núñez

"La ruptura del Partido Popular con Vox es definitiva. La hoja de ruta que ha dibujado Pablo Casado incluye un camino sin retorno: en el futuro, el PP no formará gobiernos de coalición con el partido de Santiago Abascal en ayuntamientos ni en comunidades autónomas". Con esta rotundidad ha contado este lunes la periodista Ana I. Gracia en El Español la idea del presidente del PP de no permitir la formación de gobiernos locales o autonómicos en coalición con VOX en el futuro. Si se mantiene inflexible en esa idea, el PP no podría gobernar en Castilla-La Mancha en 2023. Casi con total seguridad.

Según el citado diario, la directriz ya la ha transmitido Casado a sus colaboradores más próximos y la conocen algunos barones autonómicos que la habrían acogido con división de opiniones: están los que parecen alegrarse por lo que supone de distanciamiento con Vox y los que temen que esa medida les impida gobernar en el futuro. Este último sería el caso de Paco Núñez en Castilla-La Mancha.

No sabemos si el presidente de los "populares" castellano-manchegos conocía esta iniciativa antes de ser publicada, pero no cabe duda de que le perjudica. Y es que, según las encuestas y la opinión de los analistas políticos, es difícil que el PP pueda superar la diferencia de votos con el PSOE de las últimas autonómicas hasta el punto de ganar las elecciones. Lo que sí ha apuntado ya alguna encuesta es que el PSOE podría perder la mayoría absoluta, con lo que la formación de gobierno quedaría en manos de la derecha siempre que el PP y Vox se pongan de acuerdo y teniendo en cuenta que los sondeos vaticinan que el partido de Santiago Abascal obtendría al menos cuatro escaños en Castilla-La Mancha, los mismos que tiene ahora Ciudadanos, que se quedaría sin representación parlamentaria.

Los votantes de la derecha entenderían difícilmente que pudiendo formar gobierno el PP y Vox en Castilla-La Mancha no lo hicieran y dejaran seguir gobernando al PSOE. Otra cosa es que Vox apoyara la elección como presidente de la región al candidato del PP sin entrar a formar parte del Gobierno, lo cual parece también bastante improbable si el partido verde obtiene cuatro o más diputados.

 

 

Según El Español, "Casado es consciente de que para llegar a la Moncloa el voto del centroderecha debe concentrarse en torno a él y, por ello, ya ha marcado en su hoja de ruta que no habrá coaliciones con Vox tras futuras elecciones. Este plan incluye que si esa formación u otras deciden apoyar a sus candidatos, lógicamente no se rechazarán sus votos. La prohibición está en compartir gobiernos, consejerías o concejalías". 

 

Algunos barones parecen haber aceptado en principio el planteamiento, pero a regañadientes y conscientes de que quedan aún más de dos años para las próximas autonómicas y municipales. Hasta entonces puede cambiar la situación profundamente y en cualquier caso, las decisiones sobre los futuros gobiernos se tomarán, como siempre, tras las elecciones y dependiendo de las circunstancias de cada territorio, diputación o ayuntamiento.

 

Compartir