Confidencial

Confidencial


EDCM

La directora general que atacó a Page por "homófobo", en la lista de Pablo iglesias

Beatriz Gimeno Beatriz Gimeno

La directora del Instituto de las Mujeres, Beatriz Gimeno, ha renunciado al cargo para integrarse en la lista de Pablo Iglesias a la Asamblea de Madrid. Jiménez se despidió ayer de la ministra Irene Montero, de la que dependía su dirección general, agradeciendo la confianza que ha depositado en ella. Ahora se va con el marido de la ministra y deja tras de sí un rastro de frases polémicas que tienen que ver con la forma radical en que vive el feminismo. Page también ha sido pacto de sus ataques.

Montero, por su parte, se ha mostrado "orgullosa" del paso de la directora por el Instituto de las Mujeres. En su discurso, la ministra destacó la labor de Gimeno en favor de los derechos de las mujeres y, especialmente, en lo que tiene que ver con la abolición de la prostitución.

Son muchas las opiniones de Beatriz Gimeno que han dado pie a la polémica al cargar, entre otras cosas, contra la heterosexualidad. Llegó incluso a hacer un llamamiento a la penetración anal de los hombres para conseguir la verdadera igualdad entre sexos.

"La heterosexualidad, el régimen regulador por excelencia, no es la manera natural de vivir la sexualidad, sino que es una herramienta política y social con una función muy concreta que las feministas denunciaron hace décadas: subordinar las mujeres a los hombres", señaló en un artículo en 2003 bajo el título "Una aproximación política al lesbianismo".

Su comentario más sonado ha sido sin duda el siguiente: "El ano es una de las principales zonas erógenas para hombres y mujeres. Especialmente para hombres. Para que se produzca un verdadero cambio cultural tienen que cambiar también las prácticas sexuales hegemónicas y hetero normativas y que sin ese cambio, que afecta a lo simbólico y a la construcción de las subjetividades, no se producirá un verdadero cambio social que iguale a hombres y mujeres”, decía en un post publicado en Wayback Machine en 2011 con respecto al libro "Por el culo. Políticas anales".

La ahora aspirante a diputada madrileña no pudo contener su rabia tras unas palabras del presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, en las que se posicionaba políticamente contra el pacto del socialismo con la izquierda más radical. A eso Gimeno lo llamaba "homofobia". Y le daba asco: "La homofobia de García-Page da mucho asco. Que ande proclamando que prefiere un gobierno con el PP antes que un gobierno de izquierdas para la mayoría social algo tendrá que ver", escribió en su cuenta personal de Twitter en diciembre de 2019 sobre el dirigente del PSOE castellano-manchego.

 

Compartir