Confidencial

Confidencial


EDCM

El exalto cargo de la región se verá las caras con la examiga íntima del Rey Juan Carlos

Corinna Sayn-Wittgenstein y el general conquense Félix Sanz Roldán, ex director del Centro Nacional de Inteligencia, se verán las caras el próximo 7 de febrero. Lo harán cuando la princesa alemana declare por videoconferencia en el juicio contra el comisario José Manuel Villarejo por presuntos delitos de calumnia y denuncia falsa.

En esta causa se juzga si se cometieron delitos de calumnias contra el ex director de inteligencia en una entrevista al comisario jubilado en el programa ‘Salvados’ de La Sexta, donde Villarejo aseguró que Sanz Roldán "amenazó de muerte" a Corinna. Estas amenazas fueron confesadas por la propia afectada en un encuentro mantenido en Londres al que asistieron el comisario y el empresario Juan Villalonga, tal y como reveló en su día OK Diario.

Además, la princesa alemana ha aportado a la causa un acta notarial en el que asegura que ha revisado la transcripción de la entrevista y cree que "las afirmaciones del Sr. Villarejo son verdaderas. Entiendo que se basan en una conversación que tuve con él en 2015". 

Por este motivo, el Juzgado de lo Penal número 8 de Madrid ha aceptado la declaración en calidad de testigo de la princesa para que se manifieste sobre los hechos de los que se le acusa a José Manuel Villarejo.
 
Villarejo presentó una denuncia contra el general Félix Sanz Roldán y el ex adjunto de ‘El País’, Javier Ayuso, por revelación de secretos y colaboración con actividades de organizaciones terroristas porque dicha fotografía se correspondía con una operación antiterrorista en la que había intervenido como agente encubierto para infiltrarse en una red de fuentes relacionadas con el yihadismo.

El comisario explicó que el acceso a ese archivó sólo lo tenía el CNI –puesto que el dossier de dicho operativo obraba en su poder– por ese motivo consideraba que la filtración no podía venir de ninguna otra parte que no fuese del centro de inteligencia.

Compartir