Confidencial

Confidencial


EDCM

La razón por la que Carolina Agudo no será (por ahora) presidenta del PP de Toledo

Carolina Agudo, secretaria general del PP-CLM Carolina Agudo, secretaria general del PP-CLM

Las direcciones nacional y regional del PP siguen buscando la figura que se haga cargo de la presidencia del partido en la provincia de Toledo. Es un difícil empeño que históricamente ha dado problemas debido a las diversas facciones en las que ha estado dividida la organización de forma permanente en esta provincia, tan solo amortiguada durante el férreo liderazgo de María Dolores de Cospedal durante el tiempo que presidió el partido a nivel regional, y más aún a partir del momento en que fue elegida secretaria nacional.

Durante semanas, la secretaria regional, Carolina Agudo, y el vicesecretario Antonio Serrano, han recorrido la provincia para pulsar la opinión de los principales dirigentes, cargos del partido y militantes de numerosas localidades toledanas. Seguramente el periplo ha resultado ilustrativo pero no ha servido para encontrar un nombre que proponer para la presidencia que cuente con un consenso amplio. El resultado es que en estos momentos el congreso del PP de Toledo sigue siendo uno de los problemas más importantes que tienen que resolver los "populares" de Castilla-La Mancha. Ya reconoció Paco Núñez recientemente que será un congreso "con ruido", aunque confían en que todo se solucione de forma favorable. Mientras, los movimientos internos no paran de sucederse.

Uno de los nombres que se han barajado desde hace tiempo para la presidencia del PP toledano es precisamente el de Carolina Agudo. Y también desde hace tiempo está descartada, pese a que para muchos sería la candidata idónea para que se produzca una relevo "natural" después de que el actual presidente, José Julián Gregorio, haya decidido centrar su trabajo en Talavera.

El descarte de Agudo se debe a una razón esencial y es que no puede abandonar la secretaría regional del partido sin causar un grave problema de organización. Consideran que en estos momentos su labor como segunda de Paco Núñez es imprescindible ya que ella, de forma callada pero firme, controla al milímetro la maquinaria regional del partido y hace posible que los dirigentes regionales y provinciales, así como los cargos parlamentarios, diputados provinciales y los principales alcaldes y portavoces se muevan en una misma dirección. Agudo, de forma discreta pero sin concesiones, ha adquirido un gran protagonismo en la vida interna del partido que se hace más necesario que nunca, sobre todo con vistas a las próximas convocatorias electorales. Así lo valoran en el entorno de Paco Núñez y es lo que impide que pueda ser propuesta para asumir la dirección del partido a nivel provincial. Al menos por el momento.

Compartir