Confidencial

Confidencial


EDCM

Page y Tolón, acusados por la oposición por algo muy parecido del fin de semana

Milagros Tolón Milagros Tolón

Ha ocurrido en el mismo fin de semana y se han visto señalados por el dedo de la oposición el presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, y la alcaldesa de Toledo, Milagros Tolón. Los dos han incumplido supuestamente las medidas de restricción vigentes por la crisis sanitaria del coronavirus.

A Page le acusan de haber aprovechado un viaje oficial a Palma para hacer turismo, pese a que el presidente castellano-manchego se ha mostrado siempre muy estricto con las medidas impuestas tanto por el gobierno nacional como por el que preside el mismo en Castilla-La Mancha. No es un buen ejemplo para el resto de ciudadanos, pero la verdad es que no se ha saltado el confinamiento perimetral para irse de vacaciones a Canarias sino para cumplir con un cometido oficial con las debidas precauciones sanitarias frente al Covid-19. También es cierto que mientras que los demás castellano-manchegos no pueden ni siquiera ir al pueblo de al lado si está fuera de la región, a Page se le ha visto –al menos es lo que parece- haciendo turismo en las lejanas islas Canarias.

Desde el PSOE han lamentado la actitud del PP regional tras sus críticas por el viaje de Page a Canarias, pidiendo al partido de la oposición que deje de "buscar marrullería política fuera de todo orden" y que "se dejen de historias". "¿En qué están convirtiendo la política?", se preguntan los socialistas.

A la alcaldesa de Toledo, por su parte, la acusan, también desde del PP, de saltarse las restricciones al haber mantenido una reunión con más de seis personas en un espacio público, lo cual ha quedado acreditado por una fotografía del grupo que alguien hizo sin que se dieran cuenta. Eso sí, todos están protegidos con las correspondientes y obligatorias mascarillas, aunque algunos no guardan la distancia social.

La portavoz del PP en el Ayuntamiento de Toledo, Claudia Alonso, ha invitado a los miembros de la corporación a pedir disculpas y "pagar de su bolsillo de forma voluntaria" la multa correspondiente al entender que se trata de “una conducta irresponsable que atenta contra la salud pública”. El Gobierno local ha salido al paso calificando las acusaciones de Alonso como un "bulo", ya que el encuentro respondía a un acto institucional.

Mientras desde el PP sostienen que "no se puede permitir que la alcaldesa de Toledo no sea la primera en dar ejemplo a la ciudad y sea la primera en incumplir las normas que todos cumplimos", el equipo de Gobierno considera que "es una falta de respeto a las entidades e instituciones de la ciudad que participaron en esta jornada” institucional y de trabajo.

Que cada cual saque sus propias conclusiones.

Compartir