Confidencial

Confidencial


EDCM

El expresidente de la Empresa Familiar de CLM, del lujo al embargo

Lo fue todo en la Empresa Familiar de Castilla-La Mancha, una influyente asociación con las familias más poderosas de la región de la que fue presidente durante varios años. El talaverano Aurelio Vázquez se ve ahora envuelto en un caso judicial que ha dado a conocer El Confidencial en un artículo publicado este domingo con este titular: "Del lujo al embargo: batalla judicial contra el expresidente de Empresa Familiar de C-LM".

De esta forma, Vázquez habría pasado de patrocinar una urbanización de lujo en un lugar exclusivo de la localidad malagueña de Marbella a los juzgados por no devolver el dinero que le habían prestado para ello. Su constructora Avymon Houses se promociona en la página web hablando de "lujo en diseño y construcción". Sin embargo, el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 6 de Talavera, donde la empresa tiene su sede social, habla de otra cosa ya que, según EC, el 8 de febrero pasado lanzó una orden de embargo contra Avymon por un importe de 16.565 euros. "Tras la cifra emerge una batalla judicial entre un asesor financiero que prestó dinero a Vázquez en 2016 y que después de años de retrasos en la devolución se cansó de promesas", explica el diario digital.

El préstamo de la discordia fue de 35.000 euros entre enero y marzo de 2016 con un tipo de interés del 6% anual y a devolver en 18 meses. El préstamo fue por "amistad personal y la confianza que le daba la condición de presidente de la Asociación de la Empresa Familiar de Castilla-La Mancha", según ha contado el que lo prestó, Carlos O., a El Confidencial.

Ni siquiera tras firmar Avymon "un contrato de promoción de una vivienda de lujo de dos millones y medio de euros para un cliente en Israel con certificaciones de obra periódicas" pudo cobrar la deuda Carlos O., lo que dio lugar, tras varias reclamaciones, a que el 10 de febrero de 2020 demandara a la constructora ante los juzgados de Talavera.

Un año después, el juez ha lanzado una orden de embargo contra Avymon Houses ordenando que "en el plazo de diez días" manifieste "bienes y derechos suficientes para cubrir la cuantía de la ejecución que asciende a la cantidad de 12.765 euros, en concepto de principal, intereses ordinarios y moratorios vencidos, más la de 3.800 euros, que se fija provisionalmente para intereses y costas de la ejecución". También le han sido embargados "los saldos bancarios favorables". En ese sentido El Confidencial apunta que "atrás queda la empresa que prometía `lujo en diseño y construcción´ por una deuda de poco más de 10.000 euros". Aurelio Vázquez, por su parte, no ha querido dar su versión a El Confidencial.

Compartir