Confidencial

Confidencial


EDCM

Responso en las Cortes en el adiós al expresidente socialista Fernández Vaquero

Las Cortes de Castilla-La Mancha han homenajeado este jueves al expresidente de la institución Jesús Fernández Vaquero, muerto a los 67 años de edad debido a la delicada salud que arrastraba desde hace tiempo. Los restos mortales del fallecido fueron trasladados al antiguo convento de Gilitos para que los familiares, amigos y representantes de distintos estamentos públicos pudieran darle el último adiós en el lugar de representación popular al que tanto tiempo dedicó Fernández Vaquero.

Ha sido un acto sencillo y emotivo, y por supuesto mermado de asistentes en aplicación de las medidas sanitarias contra la pandemia de coronavirus. Como máximas autoridades estaban el presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, unido al fallecido por mucho más que la militancia política; la presidenta del Senado, Pilar Llop, a la que se vio muy afectada, y el presidente del parlamento castellano-manchego, Pablo Bellido, que tuvo unas hermosas palabras para su predecesor en el cargo. Además de la familia más cercana, estaba también la alcaldesa de Toledo, Milagros Tolón, en un cumpleaños inundado de tristeza; el expresidente de la región José María Barreda (también fue presidente de las Cortes); los expresidentes del Parlamento autonómico Francisco Javier de Irizar, Antonio Marco, Francisco Pardo y Vicente Tirado, y una amplia representación de los grupos parlamentarios, entre otras autoridades. No han asistido los otros dos expresidentes de Castilla-La Mancha, María Dolores de Cospedal y José Bono, este último amigo desde hace años de Vaquero. Tampoco ha estado el presidente del PP-CLM, Paco Núñez, que sigue en cuarentena por el Covid-19.

Bellido, Llop y Page han valorado la figura del fallecido en sus discursos respectivos, coincidiendo en todos los casos en que Jesús Fernández Vaquero era un político vocacional, moderado, entregado al servicio público y buena persona. También el presidente del Gobierno nacional, Pedro Sánchez, ha transmitido un mensaje "cariñosísimo" a la familia a través de Page.

En este adiós y homenaje de las Cortes a Jesús Fernández Vaquero ha estado presente la iglesia a través de uno de sus representantes en la diócesis primada de Toledo, el vicario general César García Magán. En contra de lo que ya viene siendo habitual en este tipo de actos institucionales en otros parlamentos de la España autonómica, el vicario ha dirigido un responso en el que ha subrayado la calidad de hombre "recto y bueno" del fallecido y ha valorado la figura de los políticos con palabras de Juan Pablo II: "`El ejercicio de la política es un elevado ejercicio de caridad y de servicio público´. También lo fue en el caso de Vaquero.

Compartir