PONEN EN DUDA SU INTENTO DE SUICIDIO

Vuelco en el caso de Rocío Carrasco por un informe médico que la desacredita

Rocío Carrasco en Telecinco Rocío Carrasco en Telecinco

El documental sobre Rocío Carrasco emitido por Mediaset ha trascendido al mero espectáculo televisivo para convertirse en un debate social de primera magnitud.

Los presuntos malos tratos sufridos por la hija de Rocío Jurado han despertado una oleada de solidaridad, acrecentada por el impacto que tuvo su testimonio en el que confesaba haber intentado quitarse la vida en el año 2019.

Sin embargo, en las últimas horas han salido nuevas informaciones que cuestionan ese intento de suicidio. Según ha publicado este martes ‘El Mundo’, Rocío Carrasco solo tomó dos ansiolíticos y un antidepresivo, como acredita el diario con documentos en los que ni los médicos ni los jueces confirman su testimonio.

“Los efectos más probables de esa ingesta serían aletargamiento, somnolencia o mareo, pero nunca un daño grave sobre la salud”, dice un experto consultado por el citado diario.

Según el informe médico difundido, Rocío Carrasco rechazó expresamente que tuviera voluntad de suicidarse. No obstante, los médicos le recomendaron su ingreso para observación y ajuste de tratamiento previo al alta pero Rocío decidió no hacer caso. Como ella contó, el informe dice “Alta por fuga”.

Hay que recordar que en el segundo episodio de la serie documental que emite Telecinco, Rocío Carrasco aseguró que “decidí que no quería seguir viviendo, determino que no puedo, que yo ya había hecho todo lo posible para que eso cesara, había puesto en manos de la Justicia una serie de actitudes que yo consideraba maltrato; no quería seguir viviendo de esa manera y la única manera era quitarme de en medio, y me tomé varias pastillas diferentes”.

Compartir