EN RELACIÓN CON LAS VISITAS A SU CASA

Insinuación de Rafael Amargo sobre varios ministros con nombre y apellidos

Rafael Amargo en "Liarla Pardo", en laSexta Rafael Amargo en "Liarla Pardo", en laSexta

El bailarín Rafael Amargo ha vuelto a defender su inocencia por la detención que sufrió el pasado mes de diciembre y por la que fue acusado de presunto tráfico de drogas y pertenencia a banda criminal.

Lo ha hecho durante una entrevista en el programa de Cristina Pardo en La Sexta asegurando que en su casa no se trafica y que todo el que acude allí sale con menos de lo que tenía al entrar.

"En mi casa nunca se ha traficado, han venido traficantes. Pero lo que tú seas... Tú puedes ser una prostituta y no tienes que trabajar en mi casa. En mi casa jamás se ha vendido, mercadillo no hay. El que viene sale con menos", ha afirmado el granadino. Además, ha querido pronunciarse por la balanza de precisión que llevaba en la mochila el día que fue detenido: "Iba a coger algo (droga) y como soy consumidor iba a pesar lo mío para que no me timaran", explicó.

Pero lo que más ha llamado la atención ha sido la referencia a los encuentros que ha tenido con nombres como el juez Garzón o Villarejo, que habrían acudido a verle bailar, con Fernando Grande-Marlaska con el que se cruza a menudo por Chueca o con la fiscal Dolores Delgado "antes de ser ministra de Justicia". Amargo incluso ha insinuado que a su casa han acudido también ministros y algunos exministros, pero lo que lamenta es que los adjetivos con los que se refieren a él varíen en función de quién va a su casa.

"Si van a tu casa traficantes, te tachan de traficante, pero si van ministros tú no eres de una familia bien. ¿Por qué? En mi casa también entran personas maravillosas", expresó. Eso sí, cuando Cristina Pardo quiso indagar más en el tema y saber si iban ministros se encontró con un "corramos un tupido velo" por respuesta que demostraba que el bailarín no quería dar más datos. "O exministros. Si fueran ministros me estarían ayudando con el pasaporte", agregó.

Compartir