AÑO JUBILAR

El Papa dice que estará en la peregrinación de Guadalupe... espiritualmente

El Papa Francisco no acudirá en persona al Santuario de la Virgen de Guadalupe por su jubileo, aunque ha mostrado su intención de unirse a la “peregrinación espiritual” de muchos fieles que no han podido cumplir este deseo de acudir a este lugar mariano extremeño.

De esta forma responde a la invitación de los obispos de venerar en esta localidad cacereña, por el año jubilar, la imagen de la Virgen de Guadalupe, “Madre de las Américas y Reina de las Españas”, recuerda Francisco.

En una carta dirigida al arzobispo de Toledo, Francisco Cerro, y los prelados diocesanos extremeños y fechada en Roma el 31 de mayo, Fiesta de la Visitación de la Virgen María a su prima Santa Isabel, el Papa invita a los fieles a vivir "tres actitudes cruciales para caminar del la mano de nuestra madre hacia la morada que nos espera”.

La conversión, el abandono filial y ponernos en camino son esas tres actitudes a las que hace referencia para ir “de la mano de María” y “llevar a Jesús al mundo”.

El obispo de Roma también imparte en la carta la bendición apostólica a los fieles devotos que acuden al santuario mariano extremeño, incardinado en el Arzobispado toledano, y les pide que “no se olviden de rezar por mí”, apunta Francisco.

Además, en su misiva, el Papa hace referencia a la carta pastoral conjunta de los responsables diocesanos y afirma que muchos peregrinos en las cuentas del rosario han ido desgranando las etapas del camino, “tantas veces transitado, que nos lleva a ese hogar de María, que se vislumbra como casa de sanación”.

Además, en su carta, invita a ponerse en camino como María y ser “templos de la gracia”, “portadores de Cristo” y “mensajeros de la alegría del Evangelio”, una alegría que “nos desborda y debe ser compartida”.

“Con María aprendamos a ser mantos que envuelven la carne sufriente de Jesús en el duro camino del desierto, sabiendo que a Quien protegemos, cuidando al pobre y restituyendo así la misericordia de la que somos deudores, es el mismo que en la estrella guía nuestros pasos”, relata.

Compartir