ACTO SIMBÓLICO

El covid no hace callar a las carracas de Quintanar de la Orden

La Semana Santa de Quintanar de la Orden (Toledo), declarada de Interés Turístico Regional, ha celebrado este Miércoles Santo un acto simbólico en homenaje a la Procesión de las Carracas, ya que debido a la pandemia no ha sido posible procesionar.

Este año, una representación de los Hermanos cofrades se han congregado en la Plaza de San Sebastián a las puertas de la ermita para hacer sonar, un año más, las carracas y rendir así homenaje a su titular, el Cristo de la Humildad.

El acto, que se ha llevado a cabo al aire libre y con todas las medidas de seguridad, ha contado también con la presencia del alcalde, Juan Carlos Navalón que ha acompañado a los presentes haciendo sonar también una carraca, ha informado el Consistorio en nota de prensa.

Navalón ha destacado la importancia de conservar las tradiciones y de mantener costumbres tan arraigadas que caracterizan a la Semana Santa quintanareña "haciéndola única y especial".

A las 21.30 horas se abrían las puertas de la ermita que presidía el Cristo de la Humildad y ante él, los presentes, "emocionados", hacían sonar las carracas "formando un gran estruendo y recordando tantos y tantos momentos vividos durante años en las procesiones del Miércoles Santo".

El presidente de la Cofradía, Enrique Llanos, agradecía a los Hermanos presentes su asistencia y recordaba a todos los vecinos y vecinas de Quintanar que han fallecido en este difícil año de pandemia. En ese sentido, rogaba al Cristo de la Humildad salud para todos y poder disfrutar, el próximo año, de la Semana Santa.

Compartir