COLECCIÓN CARRANZA, EN EL MUSEO DE SANTA CRUZ

Alerta por el futuro en Toledo de una de las mejores colecciones de cerámica del mundo

La Junta Rectora de Museo de Santa Cruz ha hecho público un comunicado en el que expresa su preocupación por el futuro de la Colección Carranza de cerámica, una de las más importantes del mundo que se conserva y expone en el museo toledano.

Según dicha junta rectora, la "Colección Carranza", que podemos contemplar en las salas de la galería superior del patio de Covarrubias, en el Museo de Santa Cruz, "es parte de una de las más importantes muestras de cerámica y azulejería que hay en nuestro país. Concretamente, el extraordinario muestrario de piezas que, a lo largo de toda su vida, llegó a recopilar D. Vicente Carranza Escudero (Daimiel, 1928 - Madrid, 2019), considerada por todos los especialistas como la más importante colección privada de España, está repartida entre Daimiel, su localidad natal, Sevilla y Toledo".

En Toledo hay unas trescientas piezas correspondientes a los más importantes centros de producción ceramista de España y de Europa, con una buena representación de la cerámica toledana y de los alfares de Puente del Arzobispo y Talavera de la Reina, que, en diciembre de 2019, la UNESCO incluyó en la lista del Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad. Fundamentalmente se trata de elementos decorativos, y otras piezas más propias de un uso cotidiano, por un espacio de tiempo comprendido entre los siglos XV y XVIII, aunque también hay cerámica y mosaicos de azulejería que llegan hasta el siglo XX.

El convenio de depósito que Carranza firmó con la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha para la exhibición de su colección en el Museo de Santa Cruz, se llevó a cabo en mayo de 2001 con una duración de 20 años, prorrogables. Si bien la exposición se inauguró el día 23 de noviembre de 2001, con la presencia de la entonces Infanta Elena de Borbón y del presidente de la JCCLM, José Bono, lo que refleja la importancia que se le quiso dar, el acuerdo está a punto de expirar sin que, por el momento, se tenga ninguna noticia sobre el futuro de la muestra que podría pasar a la historia si no se llega a renegociar su prórroga o se acuerda su adquisición por parte de nuestras instituciones públicas, explican en la nota. 

"Sería una verdadera pena para nuestra región perder esta extraordinaria colección (`las piezas que se exhibirán en su día forman parte del patrimonio de la humanidad y es nuestro deseo que se haga en la tierra en que vieron la luz por primera vez, después de recorrer desde las casas más humildes a las palaciegas´, dijo en su día D. Vicente Carranza); además, supondría un nuevo contratiempo para el propio museo de Santa Cruz, cuya muestra expositiva se quedaría reducida a la exposición permanente de "La España de los Austrias", en el crucero inferior, y a los restos arqueológicos que se exhiben en torno al patio renacentista de Covarrubias.

Compartir