UNA ENTREVISTA DE 2020 SE HACE AHORA VIRAL

Lío en las redes por los ¡¡22 orgasmos!! de la novia de Sánchez Dragó

Fernando Sánchez Dragó con Enma, su última novia conocida Fernando Sánchez Dragó con Enma, su última novia conocida

Fernando Sánchez Dragó se ha convertido en protagonista en las redes por una entrevista que hizo en mayo de 2020, durante el confinamiento por el coronavirus, en la que presumía de lo satisfecho que está con su vida sexual y de lo bien que se lo hace pasar a su novia, tal como ha recogido Vozpópuli.

Recuerdan que la última pareja conocida de forma oficial es una periodista llamada Emma, 28 años más joven que él, con la que comenzó una relación en el año 2017.

El escritor fue entrevistado en el canal de podcast 'Lo que tú digas', presentado por Álex Fidalgo, donde relató: "Yo he hecho un poco de todo, con la edad que tengo, imagínate, me ha dado tiempo a hacer de todo. Hay algunas cosas que no he hecho, por ejemplo, la famosa lluvia dorada no la he practicado nunca, ni tampoco me ha atraído nunca especialmente pero entiendo que a otras personas le atraiga".

Después desveló cuáles son sus gustos sexuales: "Otros jugueteos de sadismo, de masoquismo, siempre prudentes, siempre respetuosos, siempre con sentido común y con ciertos límites, por supuesto que los he practicado".

"Hombre, ha habido momentos mejores y peores. Los mejores han sido los últimos siete u ocho años", confesó para después añadir la parte que está siendo más comentada en las redes sociales. "Te doy mi palabra de honor, y una vez más me van a poner a parir y se me van a comer, y una vez más me remito al testimonio ajeno que yo, por ejemplo, con mi novia actual llega a tener 18, 20 o 22 orgasmos en una sesión de sexo", presumió el escritor.

Abstinencia sexual desde hace dos meses
Sin embargo, cuando se grabó la entrevista, Sánchez Dragó confesó que llevaba sin tener sexo un tiempo debido al confinamiento. "Tengo abstinencia sexual desde hace dos meses porque fui de los primeros españoles en confinarme. La abstinencia es absoluta, ni siquiera masturbación, es como su el sexo hubiera desaparecido de mi vida", señaló.

Entonces explicó que focaliza su energía, a la que comparó con la libido, a "las mil cosas que tiene que hacer". "El sexo es energía y se puede canalizar. Canalizo la energía por canales distintos a los del sexo. Estoy separado de mi novia, no la he tocado ni con la punta de este dedo meñique desde hace dos meses y una de las cosas que evidentemente echo de menos en este encierro es hacer el amor, por decirlo de una manera fina, me gusta más hacer el amor que follar".

Compartir