BENIN

El talaverano que ganó el Goya abre un crowdfunding para grabar un documental sobre niños esclavos

Julio Pérez y Carles Bover
Julio Pérez y Carles Bover

El talaverano Julio Perez del Campo y el mallorquín Carles Bover han iniciado una campaña de 'crowfounding' para la producción de su un nuevo proyecto documental en Benín, ubicado en pleno Golfo de Guinea (África), que trata de mostrar la realidad de la esclavitud de la infancia beninesa.

A través de la plataforma social Goteo, las personas interesadas podrán colaborar y ayudar a hacer realidad este documental, ha informado la productora del documental.

El objetivo de esta financiación colaborativa es "poder seguir siendo libres a la hora de mostrar las historias que realmente necesitan ser contadas".

Según relatan los autores, Benín es uno de los países más pobres del mundo, con una edad media de 17 años, donde los niños se enfrentan a grandes dificultades y grandes retos. Según diferentes informes, más de 40.000 niños son vendidos o cedidos para hacer trabajo esclavo cada año.

"Puedes conseguir un niño por menos de 30 euros. Existen otros muchos problemas, como los niños brujos. Bebés que, por el hecho de nacer de forma poco habitual, como nacer de espaldas o tener dientes, son estigmatizados para toda la vida, cuando no directamente asesinados", han alertado.

Pero, según han asegurado, el proyecto no sólo se enfocará en la cara 'B' del país, pues la juventud beninesa se enfrenta a grandes retos y ha sido capaz de mejorar las perspectivas de vida para los próximos años, han destacado.

Por ello, este documental pretende dar voz a la infancia de Benín, una generación que se reivindica así misma y que mira con gran interés el futuro y la transformación del país.

Los directores han afirmado que si tienen que hacerlo sin financiación lo harán igualmente como ya hicieron con 'Gaza', que consiguió causar un fuerte impacto y sensibilización, aunque, según han admitido, sin el apoyo del 'crowfounding' no será de la misma manera.

"Sabemos que son momentos económicos muy difíciles para todo el mundo, pero este proyecto tiene que ser de todas y de todos. Por eso, cualquier persona que no pueda donar, con sólo meter un euro de manera simbólica ya aparecerá en los títulos de crédito del documental", han concluido.

Compartir