El Comentario

El Comentario


Alberto González

La ley de despoblación de Castilla-La Mancha

Alberto González Alberto González

No puedo estar más de acuerdo con el proyecto  de  ley de despoblación de CLM, me interesa el problema de la despoblación de las zonas rurales, y fruto de ese interés escribía el 14 de agosto de 2019, en este mismo digital un artículo sobre la “España vaciada” y el 12 de enero de 2021 en otro artículo  con el titulo “Madrid después de la pandemia”, hacia referencia en ellos a las ventajas de vivir en un medio rural, ventajas que con esta ley si se lleva a cabo en los términos que está, se pueden dar. Bienvenida la ley.

Me gusta la letra y suena bien la música, y es que una lectura rápida de los aspectos más importantes nos da la pauta de una ley completa, y bien  trabajada por los distintos sectores de la sociedad que tienen algo que ver y decir en el tema de gran importancia para las zonas rurales, y en su desarrollo viene acompañada de una memoria económica de 600 millones de euros para su puesta en marcha, algo fundamental.

Es acertada la clasificación que se hace de dividirla en seis zonas, zonas en las que se tendrá en cuenta el numero de habitantes por kilómetro cuadrado, que servirán para establecer con más objetividad la puesta en marcha en cada una de ellas de las medidas más adecuadas.

La ley tan amplia en su articulado recoge todo aquello que es de la máxima necesidad para hacer una vida digna y cómoda en el medio rural, disponiendo de todos aquellos adelantos que nos ofrece el mundo actual para facilitar la comodidad y la rapidez en el trabajo.

Toca todos los aspectos; desde la educación, la sanidad, los servicios sociales, los transportes, las nuevas tecnologías, la fiscalidad… En educación importante que los centros no desaparezcan y que con cuatro alumnos se mantengan, en sanidad, que la atención primaria sea rápida y de calidad, pudiendo tener un centro de urgencias cercano, no es despreciable la teleasistencia a los mayores de setenta años, añadiendo que puedan tener una residencia cuando sea necesaria a menos de 40 kilómetros, y no digamos una buena red de Internet, no solo para el teletrabajo, si no para otros aspectos relacionados con la agricultura y la ganadería para la venta de productos u otras cuestiones, importante el Programa de Formación profesional adaptado a la comarca, acompañado de transporte público que requiera la demanda.

Las desgravaciones por rehabilitación o construcción de viviendas del 10%, en si, el sistema fiscal es bueno, porque también alcanza a las transmisiones patrimoniales con la reducción de 50% y a todas las desgravaciones se une la ayuda adicional hasta un 40% de las líneas de ayudas a las empresas que se instalen en esos lugares.

Es una ley avanzada que no deja prácticamente nada al azar y que puede hacer regresar a las zonas rurales a gentes con necesidades e inquietudes por buscar una vida más tranquila, barata y llevadera.

Este es el camino para revitalizar las zonas despobladas del país, camino que se tiene que empezar a andar ya mismo, y hay que hacerlo con pie firme, de verdad, sin demagogia y aplicando todo aquello que sea necesario, sin escatimar esfuerzos, pero dirigiendo esos esfuerzos a atacar la raíz del problema.

Al parecer, la ley está en los primeros pasos de su tramitación, y es de esperar que no sufra retrasos, y que en los diversos tramos de su tramitación se pueda ir enriqueciendo con las aportaciones que hayan quedado olvidadas y que sirvan para mejorar el texto original.

Es fundamental que nuestros pueblos vayan cobrando más vida de la que tienen y que se puedan recuperar muchas de las riquezas del pasado, el folclore, las fiestas, algunos deportes típicos de zonas…

Sólo queda esperar a que esta ley sea práctica para activar a unos pueblos que a muchos en nuestra niñez nos hicieron pasar buenos momentos y que hoy lo disfruten nuestros hijos y  nietos, porque es una delicia pasar tiempo en un medio ambiente puro y limpio, medio ambiente que tenemos que cuidar como si fuera oro en paño.

He querido hacer un artículo breve destacando algunos aspectos de la ley para poner en valor lo positivo y necesario que es para el país retomar la vida en nuestros pueblos, y si de verdad se cumple lo que dice, y es acompañada de otras leyes en otras regiones, y a la vez la experiencia piloto que está  llevando a cabo correos en pueblos de Jaén da resultado y se extiende por la geografía española, así como otras acciones de correos en la provincia de León, posiblemente  sea el momento de la España vaciada, y veamos como hay familias que consideraran volver e instalarse en ellos y ver corretear por sus calles a los niños y activar  los antiguos lugares de encuentro con gente nueva y con ganas de labrarse un futuro tranquilo.

Compartir