El Comentario

El Comentario


Alberto González

El espectáculo está servido

Alberto González Alberto González

Analizar los hechos con la cabeza fría y pasados unos días, creo que es lo mejor, porque se da paso a esos momentos iniciales que te pueden llevar a cierta confusión y a no hacer una reflexión pausada y lo más objetiva posible, que es lo que procede.

El espectáculo está servido, se desató con la presentación de la moción de censura  en la Comunidad de Murcia, repercutiendo después como una onda expansiva en otras comunidades.

Antes de continuar, me gustaría hacer una reflexión, reflexión que creo muy acorde sobre los hechos ocurridos, y es que esto en realidad no beneficia a la política ni a los políticos. Quienes perdemos somos los ciudadanos, pierde la democracia y las instituciones se devalúan.

Es importante hacer un poco de historia, historia que arranca cuando el bipartidismo acaba su recorrido en la política española, y empiezan a aparecer partidos como Ciudadanos, Podemos y Vox que rompen ese bipartidismo y nos llevan a un sistema de partidos múltiple, y el tablero del juego democrático se empieza a complicar siendo necesario gobiernos de coalición para establecer mayorías con las que poder gobernar.

Entre los nuevos partidos, nos encontramos con Ciudadanos, un partido que entra en el escenario político con el lema de que quiere regenerar la vida pública y acabar con la corrupción que se había instalado con el bipartidismo, que por cierto, con sus aciertos y errores nos ha dado a los españoles un periodo largo y fructífero de nuestra reciente democracia, y es curioso como con la entrada en el panorama de Ciudadanos se empiezan muchos movimientos de ida de gente de PP y PSOE interesada en mantener su estatus político y seguir viviendo de la política, gentes que ya no contaban en sus partidos para seguir en determinados puestos, y aunque hay muchos casos de esos que se pasaron a Ciudadanos, solamente, como ejemplo, voy a citar uno: Soraya Rodríguez que vivió 25 años con cargo en el PSOE y que al no contar que repetía como diputada buscó y lo encontró en Ciudadanos para seguir viviendo de la política, y fue acomodada en las listas europeas,  viaje de ida (que espero no sea de vuelta).

Este caso es uno de los cientos que se fueron a Ciudadanos y que se creían, no solamente ellos, si no el partido que los acogió, que eran gentes muy “importantes” y que serían imprescindibles e iban a aportar votos y frescura a la nueva formación, craso error.

Partidos como PP y PSOE que son los que han gobernado España en este periodo democrático, creo tienen cuadros suficientes como para no acoger en su seno a tránsfugas y gente trasnochada que solo busca su interés personal, pues ya tienen ambos en sus filas a  algunos/as que viven de la política como para encima acarrear con este tipo de tránsfugas.

Conclusión sobre el transfuguismo: el pacto antitransfuguismo firmado por los partidos políticos es papel mojado, la firma de un documento para comprometerse con algo es otro papel mojado y ya no digamos la palabra dada. Esto me hace recordar, aunque tal vez no sea muy oportuna la comparación, cuando nuestros padres o abuelos cerraban un trato en el mercado y la prueba para cumplirlo era un apretón de manos, y a nadie se le ocurría faltar a ese contrato y a la palabra dada. ¡Igualito que ahora!

¿Para qué vino Ciudadanos a la política? Un partido que se dice de centro (que yo no sé aún lo que es el centro) y que prácticamente no ha conseguido nada de lo que proponían, y la foto de Colón ya demostró lo que eran y sus votantes se han dado cuenta de que tenían al PP como el original y no necesitaban una copia.

En las elecciones de 2019 en ayuntamientos y comunidades con los resultados obtenidos por los distintos partidos, ya se marcó la pauta de lo que podría ocurrir en lo sucesivo, y así fue como se formaron los gobiernos en la comunidades y ayuntamientos, en estos últimos, coaliciones de lo más variopinto en las que se hizo, incluso, que fuera alcalde o alcaldesa quien había sacado un solo concejal, ahí queda eso, y esto está dando lugar a que el terreno de juego se embarre hasta llegar a tal grado que es infumable mucho de lo que está pasando.

Un país que necesita mucha estabilidad, se está convirtiendo en el patio de un colegio en el que todos quieren el balón y nadie sabe jugar, todos van detrás pero nadie sabe lo que hacer, y en este juego, Ciudadanos que podría haber sido el árbitro se ha convertido en el problema.

Sería deseable, aunque lo encuentro difícil, que aquellos que hicieron el viaje de ida de otros partidos a Ciudadanos, no encuentren el viaje de vuelta, es decir, no sean acogidos en los partidos que militaban, porque en realidad son elementos tóxicos y nocivos para la política, así lo entiendo y así lo escribo, y deslegitiman las instituciones y la democracia.

Hay que hacer POLÍTICA, y el transfuguismo y la pseudo política deberán desaparecer de la vida diaria, y quien a ello juegue no debería tener ningún recorrido, pero esto no va a ocurrir porque ahí están las propuestas desde el PP para captar a quienes quieran irse a sus filas desde Ciudadanos, si esto es así, hay que pensar que estamos en una especie de mercado en el que hay gentes que buscan al mejor postor para continuar en el machito, y lo grave es que el postor acepta el reto y juega la partida. El PP puede que esté jugando con fuego y al final se queme, y seguro que en sus filas habrá mucha gente que no esté cómoda con esta forma de proceder.

Sería bueno para la democracia y las instituciones que la “muerte” o posible desaparición de Ciudadanos se lleve a cabo de una forma digna, pues ya que no acertó en su vida política, el acabar sus días, hacerlo de la mejor manera. Sra. Arrimadas, si esto es así, en sus manos queda y sepa reconocer que en política el odio, el rencor, los vetos a partidos constitucionalistas reconocidos, la ambición desmedida y la falta de diálogo para llegar a consensos trae estas consecuencias. Cierto que usted heredó un partido en la UVI, pero no es menos cierto que usted estaba en la dirección de ese partido y algo tendrá de responsabilidad, aunque  si es verdad lo que se dice “en los mentideros políticos” de que Ciudadanos está siendo traicionado por un Rivera que ha fracasado políticamente de forma estrepitosa por su  ambición personal y su nula visión de la realidad ya tiene al máximo culpable. Vivir para ver, ¡vaya nivel el del Sr. Rivera!

A cuenta de todo lo pasado, hay un refrán que dice “para que hacerse caso de medios días habiendo días enteros” que cada cual, y a quien corresponda que se lo aplique en política.

¡Ah, se me olvidaba! Sr. Igea, el Sr. Iglesias dimite de Vicepresidente del Gobierno y deja su escaño en el Parlamento. Si usted hace honor a su palabra ¿para cuándo va a dimitir como Vicepresidente del Gobierno de Castilla y León?

Compartir