El Pasante

El Pasante


Javier de Pablos

Vicepresidenta María Dolores Cospedal

Parece que el trámite para hacer presidenta de honor del PP en Castilla-La Mancha a María Dolores Cospedal tiene visos de cobrar la misma tardanza que el de la canonización, un procedimiento que suele tardar años, aunque al final no la aguarden precisamente los altares a la expresidenta. Tras la ocurrencia del presidente del partido en la Comunidad, Paco Núñez, de proclamar semejante dignidad, seguramente en agradecimiento al apoyo recibido por su predecesora para conseguir el cargo que ocupa desde entonces, la propuesta no ha hecho más que ser sustancia recurrente y cansina del PSOE de Castilla-La Mancha. Mas pienso que Cospedal, alejada de la política desde finales de 2018, está a otras cuestiones y en absoluto suspira ya por colgar semejante distinción en su currículo.

Tras el apoyo de la exsecretaria general del partido a Pablo Casado para alcanzar la presidencia del partido en detrimento de Soraya Sáenz de Santamaría, Cospedal también quiso rentabilizar la componenda y reclamó su incorporación al patronato de la Real Fundación Elcano en representación del PP, una designación que se concretó semanas más tarde. Un patronato que conocía perfectamente cuando como ministra de Defensa formó parte de la institución, posiblemente el más importante laboratorio de ideas e investigación geoestratégica de que dispone el país. Un foco de pensamiento y generación de ideas útiles para la toma de decisiones de los responsables políticos, dirigentes de empresas privadas e instituciones públicas, agentes sociales y académicos.

Un think tank presidido por el Rey Felipe VI y del que forman parte expresidentes del Gobierno, ministros y exministros, y presidentes y consejeros delegados de las más importantes empresas y bancos del país, entre otros. Un selecto y exclusivo lobby de 35 patronos destinado a influir en el poder político y empresarial de este país y donde Cospedal –nombrada vicepresidenta no ejecutiva en la última comisión “con el objetivo de complementar a la nueva presidencia en temas de Defensa, Seguridad y Agenda OTAN- mantiene un puesto de privilegio, conocimiento, y provecho  para su actual ocupación en el bufete CMS Albiñana & Suarez de Lezo.

Cospedal obtiene así beneficio tras su paso por la política  en otros altares bien lejos de los templos de Castilla-La Mancha. Unos tabernáculos que, no obstante, ahora pueden arrojarla a la caldera de la Justicia si la confesión del extesorero del PP, Luis Bárcenas, demuestra que la exsecretaria de la formación recibió supuestos complementos salariales junto a otros compinches del partido. La sentencia a partir de este lunes.

Compartir