El Pasante

El Pasante


Javier de Pablos

La logística en Castilla-La Mancha no se frena

La pandemia, junto a la globalización, la competitividad empresarial y la deslocalización de la producción están suponiendo un cambio importante para muchos sectores. En el caso del consumo han situado a la logística y la distribución a la cabeza del crecimiento económico, propiciando que Castilla-La Mancha presente unas perspectivas de incremento bastante optimistas. Un sector considerado como uno de los de mayor potencial de desarrollo, que además está despertando el interés de muchos inversores. Nuestra región se ha convertido en protagonista principal de este fenómeno y centro de importantes operaciones como la realizada recientemente por Mountpark. La empresa luxemburguesa especializada en desarrollos logísticos ha alquilado al grupo Carreras el almacén más grande jamás construido a riesgo -sin inquilino- en España. Un complejo logístico situado en Illescas, que cuenta con una superficie de más de 85.000 metros cuadrados. Un activo inmobiliario localizado en esta localidad toledana dentro de la plataforma central Iberum en la que ya operan grandes compañías como Airbus, Amazon, Michelin, Toyota, H&M y Zalando, entre otras, y donde Mountpark ha invertido más de 70 millones de euros en su construcción.

Muy cerca de Illescas, en Ontígola, también en la provincia de Toledo,  Logisfashion, multinacional española especializada en logística aplicada a la moda y lifestyle, inaugurará próximamente un nuevo centro con una extensión de 35.000 metros cuadrados entre almacenes, oficinas y muelles de estiba. En otra zona de gran interés logístico en la región, Torija (Guadalajara), la promotora Panattoni Park Madrid construye otro centro para Leroy Merlín con una superficie de 28.400 metros cuadrados y una inversión de 15 millones de euros. Otro activo inmobiliario, entre otros en la región que se desarrollan actualmente, cuya entrega está prevista para el segundo semestre de 2021. Aprovechando este “boom” logístico, también el Ayuntamiento y Diputación de Albacete, en colaboración con la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha, promocionan el denominado Corredor de Don Quijote, un nodo logístico que posicionaría a la provincia albacetense como punto clave en el tráfico de mercancías entre Algeciras y la Comunidad valenciana. 

El despegue del ecommerce en España, que el pasado año supuso cerca del 10% de las compras minoristas, está avivando el apetito inversor de los grandes fondos nacionales y extranjeros por estos activos inmobiliarios. Solo en 2020, la actividad logística en la zona centro de España, con Castilla-La Mancha como uno de los principales receptores de estas inversiones, registró una contratación de cerca de un millón de metros cuadrados, con un incremento del 69% respecto al ejercicio anterior, según la consultora EY. Unos activos muy atractivos para el inversor y con mayores rentabilidades que en otros sectores de la construcción, que cuentan además con excelentes perspectivas de crecimiento gracias a la aceleración del comercio electrónico y a las reticencias cada vez mayores de comprar en espacios físicos. Una demanda que en los próximos meses podría propiciar la compra en España de activos logísticos  por valor cercano a los 2.000 millones de euros, según la misma consultora, y donde Castilla-La Mancha por su estratégica  ubicación territorial jugará un papel decisivo al contar con una amplia red de potentes plataformas logísticas y espacios donde construirlos. Un desarrollo que precisa la región con urgencia y que resulta imprescindible para generar nuevas  oportunidades de empleo tan necesarias para esta tierra.

Compartir