Emprendedor.es

El periódico de economía de Castilla-La Mancha


BOE Info concurso

SEGÚN UN ESTUDIO DE FEDETO

El 54,8 % de pymes exportadoras de Toledo prevé que se recuperará en 2021 y 2022

El descenso en las ventas no ha mermado la capacidad exportadora de las pymes de la provincia de Toledo durante 2020, según se desprende del estudio que elabora el área internacional de la Federación Empresarial Toledana (Fedeto) desde el inicio de la pandemia para medir el impacto de la crisis derivada del COVID-19 en las empresas exportadoras de la provincia.

Los datos consolidan los buenos datos exportadores y reflejan que el 54,8% de los encuestados prevé que durante 2021 y 2022 podrían alcanzar los niveles de exportación que se fijaron en el año 2019, según ha informado Fedeto en un comunicado.

El trabajo se desarrolla en colaboración con el Instituto de Promoción Exterior de Castilla-La Mancha (Ipex), Caixabank y la Diputación Provincial de Toledo y estas últimas cifras se corresponden al segundo semestre del año (julio-diciembre 2020).

El 19 % de los encuestados ha mantenido el mismo nivel de actividad e ingresos y el 7,1 % afirma que ha crecido, mientras el 52,4 % de las empresas encuestadas afirman que su posicionamiento en los mercados exteriores no ha variado.

Fedeto considera que estos indicadores deben motivar a las administraciones públicas a que adopten una estrategia para implementar las actuaciones que propicien la internacionalización de las empresas de la provincia de Toledo.

Si se reduce el foco al mercado nacional, "la gravedad de la situación es evidente" puesto que un 61,9 % de las empresas han visto afectado su actividad en mayor o menor medida.

El 31 % prevé que el peso de la exportación suponga más del 50 % sobre el total de la facturación, donde el porcentaje es del 26,2 % en 2020 y del 23,8 % en 2019 y, como ya sucedió en el primer semestre, el canal offline sigue siendo el medio más utilizado para la venta de productos o servicios. Este método predomina en la gran mayoría de empresas (81 %) con una cuota relativa de más del 70 % sobre el total de ventas.

Leve mejoría

Los datos confirman una "leve mejoría" respecto al periodo enero-julio, ya que el porcentaje de empresas que han sufrido pérdidas en el segundo semestre del año, ha disminuido un 15,2 %. Tal es así, que el 54,8% de las empresas espera alcanzar los niveles de facturación previos a la crisis del COVID-19 en 2021 o 2022.

El número de empresas que realiza acciones de promoción internacional ha caído en el segundo semestre del año (el 61,9 % no ha realizado ninguna, frente al 24,1 % del primer semestre) y, en cuanto a los sectores, existen diferencias en el impacto de la COVID-19.

Los datos reflejan que alimentación y bebidas se ha visto menos afectado que el resto de sectores que han participado en la encuesta. Según el tamaño de las empresas, las más grandes han aguantado mejor los efectos negativos del COVID-19 y no les ha afectado tanto como a las pequeñas empresas, cuya facturación en este periodo ha caído en mayor medida.

El 42,9 % de las empresas que han participado en la encuesta pertenecen al sector de alimentos y bebidas; el 23,8 % pertenecen al sector industrial; el 11,9 % al sector textil y calzado; el 9,5 % sector distribución y el 7,1 % al sector químico.

El 40,5 % de estas empresas son pequeñas; el 31 % son microempresas, el 19 % son medianas y un 9,5 % son grandes empresas. En cuanto a su cuota de exportación, el 95,2 % declaran que exportan de forma regular mientras que un 52,4 % se consideran importadores regulares.

Compartir