Emprendedor.es

El periódico de economía de Castilla-La Mancha


BOE Info concurso

ECONOMÍA AL DÍA

Otra gran empresa familiar de Castilla-La Mancha que deja de serlo

Alvinesa Natural Ingredients, compañía de la familia Cantarero especializada en la transformación de subproductos del vino y sede en Daimiel (Ciudad Real), ha cambiado de manos. Un deseo que anunció en su día Artá Capital, el fondo de private equity propiedad de la familia March, a principios del pasado año, tras cuatro años en su accionariado. Finalmente, ha vendido su participación, del 36%, al fondo británico Intermediate Capital Group (ICG), a través de su filial paneuropea ICG Europe Fund, según informa la Comisión Nacional de Mercado de Valores (CNMV). El fondo también habría adquirido parte de las acciones del actual presidente y socio mayoritario de la firma manchega, Jesús Cantarero Morales, quien no obstante habría accedido a reinvertir una parte de los fondos obtenidos en la transacción y mantenerse como socio de referencia, para respaldar "la continuidad y estabilidad" de la compañía. La operación, coordinada por el banco de inversión Rothschild y cuyos detalles aún no han trascendido, calculaba el 100% de Alvinesa en torno a los 360/380 millones de euros.

En su último ejercicio, cerrado en julio de 2020, Alvinesa obtuvo ventas de 61,8 millones, casi un 50% por encima de la cifra alcanzada en 2016 y con una trayectoria siempre ascendente. En ese mismo periodo de cuatro años los beneficios de explotación pasaron de 9,7 a 16 millones y los netos prácticamente se duplicaron, desde los 6,4 millones de 2016 a los 11,8 millones obtenidos en el último ejercicio fiscal. Una parte de su actividad se desarrolla en los mercados exteriores, de forma que estos aportaron el pasado año casi el 45% de su volumen de negocio. Alvinesa, que se define como “el mayor complejo industrial del mundo dedicado al aprovechamiento integral de la uva", y su actividad "se sustenta en un modelo de negocio basado en el procesamiento de subproductos vitivinícolas (más de 250.000 toneladas en el último año), permitiendo que la industria del vino sea 100% circular y sostenible".

Para Jesús Cantarero, Alvinesa es un claro ejemplo de “aprovechamiento” del ciclo completo de la uva y un “referente en Economía Circular”. Precisamente uno de los más recientes proyectos desarrollados por la compañía fue la puesta en marcha de una planta fotovoltaica, encargada a Endesa, que le ha permitido completar el 100% de sus necesidades energéticas mediante autoconsumo y con fuentes 100% renovables. Adicionalmente, llevó a cabo la construcción de unas balsas en sus instalaciones, para un mejor aprovechamiento del agua utilizada durante el proceso productivo.

Pero además, la compañía ha sustentado su crecimiento en el desarrollo de nuevos ingredientes, como colorantes y antioxidantes de alto valor añadido, gamas de productos ecológicos y la entrada en nuevos mercados, como el del bioetanol de segunda generación. Este impulso ha sido "gracias al refuerzo del equipo directivo (entre otros, con un nuevo responsable de I+D o la contratación de tres directivos procedentes de multinacionales americanas y francesas) y a las inversiones realizadas, como por ejemplo la vanguardista planta de extractos naturales que entrará en funcionamiento en los próximos meses o la deshidratadora adquirida en 2017", concreta Alvinesa.

Compartir