EMILIO SÁEZ, ALCALDE DE ALBACETE

"Albacete ha perdido algo de peso en estos años y lo tiene que recuperar sí o sí"

Fotos: Luis Sánchez Vizcaíno Fotos: Luis Sánchez Vizcaíno

Emilio Sáez (Albacete, 1969) ha tomado esta semana el relevo de Vicente Casañ en la Alcaldía de Albacete tras refrendarse el pacto que PSOE y Cs suscribieron hace dos años y por el cual se otorgaba un bienio de mandato a cada uno. Sin embargo, esta vez el socialista no ha conseguido la mayoría absoluta tras el abandono de una edil a última hora, una decisión que, como bien dice, le obligará a "remangarse" y a dialogar con el resto de partidos. Después de muchos años ejerciendo la docencia y formando parte de la directiva de diferentes entidades y colectivos empresariales, ahora Sáez llega a la Alcaldía con un objetivo claro: que Albacete vuelva a ser la primera ciudad de Castilla-La Mancha y que sus vecinos vuelvan a ser el centro de atención. El alcalde considera que es el momento de seguir creando ciudad y construyendo, algo para lo que pondrá todo su esfuerzo, energía e imaginación.

Ha tomado el bastón de mando como alcalde de Albacete, pero lo hace sin mayoría absoluta tras el abandono de Ciudadanos por parte de la concejal Maite García. ¿Dónde va a buscar ahora los apoyos?

Yo creo que esto obliga a tener una mayor capacidad de diálogo y a buscar el consenso en todos los grupos municipales, incluida la señora García. Considero que lo importante es llegar a acuerdos en temas fundamentales, como pueden ser los presupuestos, e intentar que todo lo que tenga que pasar por la Junta de Gobierno Local tenga el visto bueno también de todas las comisiones. En definitiva, te obliga a un grado de diálogo mucho mayor del que tendrías cuando eres mayoría absoluta, pero el diálogo no está reñido conmigo. 

Claro, porque como bien ha dicho, la mayoría simple podría afectarle a la hora de sacar adelante algunas iniciativas como los presupuestos, ¿verdad?

Eso sí. Ahí vamos a tener que coordinarnos para sacar adelante unos presupuestos y espero y deseo que los grupos estén en disposición de apoyarlos, teniendo en cuenta y recogiendo sus propuestas. Yo creo que los presupuestos, que me gustaría tenerlos para el mes de diciembre de este año y empezar a ejecutarlos en 2022, serán de la mano del grupo de la oposición si es posible. Si no es posible, los actuales están bien definidos porque incluso cuando los hicimos no descartamos la opción de poder prorrogarlos, por lo que la opción de la prórroga siempre está ahí. Aun así, yo creo que tendríamos que llegar a un consenso y espero que así sea. 

Con usted, el PSOE vuelve al Ayuntamiento de Albacete después de 10 años. Recordemos que la última alcaldesa del Partido Socialista en la capital fue Carmen Oliver. ¿Cuáles son sus ambiciones? ¿Qué puede aportar usted que haya echado en falta durante todos estos años en los que ha gobernado la oposición?

Yo creo que ha habido un tiempo en el que las personas no eran el centro de atención, sobre todo las personas más vulnerables. Nosotros en este tiempo que llevamos y en lo que resta de mandato vamos a hacer todo lo posible por atender a las personas que más nos necesitan. De hecho, cerca del 20 % del presupuesto municipal está destinado a servicios sociales y eso hace que tengamos un trabajo de canto importante. Yo creo que por esfuerzo, por energía, por ilusión y sobre todo por imaginación no va a quedar. Hemos puesto en estos dos primeros años las bases y ahora queda, una vez que el Covid nos permita una mayor capacidad de creación, empezar a lanzar muchos de los proyectos que tenemos en mente.

Hace unas semanas, Vicente Casañ y usted hacían balance y aseguraban que en estos dos años se había cumplido el 75 % de su pacto. ¿Qué proyectos quedan por hacer?

Quedan todavía el palacio de deportes y la piscina olímpica, que es un proyecto que se iniciará a lo largo de estos dos años; quedan proyectos importantes como el desarrollo urbanístico y vivienda pública para nuestros jóvenes, que están demandando inmuebles de calidad a un precio asequible; queda la mayor transformación urbanística y de fisionomía de ciudad de los últimos 50 años, que es la peatonalización del eje central de Albacete que va a hacer que haya un centro urbano con mucho dinamismo comercial, gastronómico y sobre todo cultural; vendrán importantes empresas del sector aeronáutico, del sector sociosanitario o del sector de reciclaje, porque necesitamos seguir atrayendo industrias que se quieran instalar en Albacete; queremos mejorar nuestros parques, jardines y los accesos a nuestros polígonos industriales, sobre todo el acceso al de Campollano, que es el mayor de la región y que necesita un puente nuevo con doble carril; reivindicaremos la Autovía Albacete-Linares, que es una necesidad que lleva 23 años esperando, para poder vertebrar el eje Atlántico-Mediterráneo… A mí me gustaría gobernar con la ciudadanía y para ello creamos el Foro Abierto, que tendrá su primer encuentro anual en el mes de octubre para que todos los sectores puedan opinar sobre cómo tenemos que gestionar el presupuesto municipal. Son muchos los proyectos que quedan y vamos a darles un impulso en estos dos años para hacer los máximos que podamos, porque eso al final acaba en creación de empleo y en dinamismo comercial.

Es importante esta creación de empleo de la que habla porque durante el último año, marcado por la crisis sanitaria, el tejido empresarial de la ciudad se ha visto enormemente afectado. ¿Qué decisiones va a tomar para favorecer la reactivación económica?

En primer lugar, nosotros necesitamos desde el punto de vista industrial repotenciar el estiramiento de los polígonos, porque eso nos asegurará que vengan empresas potentes a instalarse. En segundo lugar, Albacete no es una ciudad histórica con patrimonio arquitectónico como Cuenca o Toledo y por tanto debe ser una ciudad de congresos, de exposiciones, de gastronomía… una ciudad de iniciativa desde el punto de vista del turismo de interior. Vamos a implantar nuevas propuestas, como por ejemplo el ‘Antorchas Festival’, que inicia en junio y que permitirá atraer a un mayor número de público al Recinto Ferial, que es espectacular y único en España y que necesita su apertura durante más meses del año para que venga gente de otras zonas del país. También queremos poner en marcha un Museo Taurino en la plaza de toros para todos los aficionados. Al final tenemos que buscar alternativas turísticas para que Albacete empiece a funcionar. 

Y hablando del Recinto Ferial y de los toros…¿Habrá Feria de Albacete? Hace unos días, Casañ informó de que se iba a solicitar a la autoridad sanitaria una previsión y también dijo que se estaban manteniendo conversaciones con hosteleros y asociaciones de vecinos. ¿Puede avanzarnos algo?

Yo he hablado con Salud Pública y las previsiones son que cerca del 75 % de la población estará vacunada para septiembre y ya habrá inmunidad de rebaño, aunque la decisión le corresponde al Consistorio y la tomaremos la próxima semana. Creemos que si es así podríamos plantearnos una Feria que esté controlada, con un plan de protección adecuado y siguiendo todas las medidas de seguridad. El objetivo es definir entradas y salidas distintas para que la gente pueda moverse por el Recinto Ferial sin mucho volumen de personas. Está claro que no tendremos todas las instalaciones y servicios de otros años, pero la ciudadanía necesita y merece espacios de ocio y de cultura, por lo que habrá una programación taurina espectacular y muchas cosas para los chavales y los niños. Esto lo vamos a decidir entre todos los grupos municipales y las asociaciones de feriantes para ver hasta dónde podemos llegar, aunque claramente nuestro formato no será el mismo porque hay eventos como la cabalgata que generarían mucha aglomeración de público y que no se podrán celebrar. Yo, como alcalde, le diría a todo el país que venga a la Feria de Albacete, pero este año sólo con el volumen de gente que hay en la provincia ya somos muchísimos. Lo importante va a ser la Feria de 2022, que será una de las mejores de la historia. 

Dice que habrá actividades culturales y también espacios de ocio. ¿Habrá conciertos y carpas?

Conciertos sí que habrá. El tema de las carpas está aún por definir porque en todo lo relacionado con espacios cerrados hay que tener control y ver qué volumen máximo de personas puede entrar. Tendremos la Plaza de Toros para los eventos taurinos y la Caseta de los Jardinillos para celebrar actividades musicales para nuestros mayores, por lo que también habrá que buscar un espacio para que los jóvenes puedan disfrutar de su Feria.

Comentaba este miércoles, tras su toma de posesión, que Albacete debe volver a ser la primera ciudad de Castilla-La Mancha. ¿Cómo pretende conseguirlo?

Albacete es la primera ciudad de Castilla-La Mancha en población y, más que nunca, debe continuar siéndolo como capital económica y social. Nosotros queremos implantar, de la mano de todas nuestras empresas, un nuevo modelo de gestión que esté basado en la participación de la ciudadanía y en el impulso del desarrollo sostenible. Por ahí puede haber muchas posibilidades con los proyectos europeos que vienen y nosotros estamos preparados para poder desarrollar iniciativas desde el punto de vista de la valorización integral. Para ello, estamos esperando que caigan las diferentes convocatorias a los proyectos europeos y el objetivo es presentarlos de la mano de nuestras empresas y que los autónomos nos vayan diciendo cuáles son sus necesidades para poder solicitarlas. 

¿Están ya decididos los proyectos que se presentarán para obtener los fondos europeos ‘Next Generation’? Si no me equivoco, supondría la inyección de unos 200 millones de euros en la ciudad.

Hemos hecho mucho hincapié en crear la estrategia ‘Albacete Green Energy’, que pretende valorizar todos nuestros residuos sólidos para que la factura de 15 millones de euros que tenemos en energía eléctrica de consumo se reduzca y ese dinero se pueda destinar a apoyar a las empresas o crear empleo. Para conseguirlo, vamos a poner en marcha distintos proyectos de valorización energética que ya están bastante planificados e incluso avanzados, como el tratamiento de la depuradora de agua que nos va a permitir tener nueva generación de biometano para inyectarlo como gas natural a la red de la ciudad. Hay muchas propuestas importantes desde el punto de vista de la movilidad eléctrica, de la eficiencia energética, de la mejora del aislamiento en las viviendas y de todo lo que tiene que ver con el ahorro energético. En definitiva, son proyectos importantes que ya están preparados hasta que se decida que se puede concursar. 

Una de sus primeras reuniones de trabajo en calidad de alcalde será en el Palacio de Fuensalida con el presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page. ¿Qué le va a trasladar?

Espero que esa reunión sea dentro de unos días y le trasladaré una batería importante de proyectos que tenemos. El primero, relacionado con las obras del Hospital. Creo que vamos a disponer de uno de los hospitales más modernos y avanzados del país, por lo que le propondré algunas mejoras que desde mi punto de vista se podrían implantar. Aparte de eso, le comentaré las necesidades que tenemos como ciudad de mejorar: ese nuevo espacio ferial para congresos y exposiciones que queremos construir, el palacio de deportes y la piscina olímpica… En definitiva, iniciativas que necesitan el apoyo de la administración autonómica y que espero y deseo que sean bien atendidos.

¿En qué punto se encuentran estos proyectos? Tanto la construcción del nuevo Hospital como del pabellón ‘Albacete Arena’ y la iniciativa de crear un nuevo espacio ferial multiusos.

El Hospital sigue su curso, las obras van a buen ritmo y en principio no hay ningún retraso. En breve podremos ver alguno de esos edificios en un volumen importante de construcción y quizá para final de mandato alguno de ellos ya esté acabado. En cuanto al pabellón ferial, el actual se ha quedado obsoleto y necesitamos ser innovadores y tener nuevas instalaciones feriales para que Albacete sea un referente en congresos y exposiciones a nivel naciones. Y respecto al palacio de deportes, vamos a definir el modelo de arquitectura que queremos, habrá varias ideas y de ahí se seleccionará la más interesante.

Para estos dos años también está pendiente la A-32 Albacete-Linares, que vertebrará el eje Atlántico-Mediterráneo, y la Plataforma Logística Intermodal y Puerto Seco. ¿Serán estos proyectos la clave para que Albacete esté mejor posicionado?

El proyecto de la Plataforma Logística y Puerto Seco lleva hablándose mucho tiempo, pero nunca le hemos metido el diente, ni unos ni otros. Yo creo que ha llegado el momento y es una iniciativa que además quiere liderar el propio presidente Page. El consejero de Fomento está trabajando en esto y nosotros como Ayuntamiento creemos que ha llegado el momento de invitar a las grandes empresas a que participen. Hablaremos con todos los puertos importantes del país para que se puedan sumar con ese deseo. Albacete tiene una ventaja competitiva y es que estamos en un cruce de caminos que permite tener unos accesos tanto por el eje Atlántico-Mediterráneo como del sur al norte y el transporte de mercancías que pase por aquí. Vamos a ver si somos capaces de lanzar este proyecto que supera un mandato y que hay que hacer con cabeza. 

Insiste mucho en que Albacete debe ser un referente y posicionarse como la primera ciudad de la región en todos los aspectos. ¿Cree que Toledo le ha robado protagonismo?

No creo que Toledo le haya robado protagonismo, creo que Albacete quizá ha dejado perder oportunidades y no se ha exigido todo lo que la ciudad merece. A mí me han elegido los albaceteños para remangarme y para reivindicar con pasión y con claridad dentro de la lealtad institucional pero exigiendo lo que corresponde a la ciudad, que creo que ha perdido algo de peso en estos años y lo tiene que recuperar sí o sí.

Casañ siempre ha dicho que todas las decisiones se han tomado en consenso con ustedes. ¿No ha habido ninguna complicación durante el pacto? Porque pactar no es fácil y a veces pueden surgir diferencias. 

Te puedo decir, al menos por lo que yo he vivido, que la simbiosis ha sido muy buena con Vicente y que no hemos tenido ningún problema. Hemos actuado desde la confianza y eso es muy importante, algo que no va a cambiar. Él ha demostrado esa lealtad entre partidos y en mi persona va a tener la misma lealtad de seguir trabajando juntos. Hay otras personas que tienen otros intereses, que al final se visualizan, pero en mi caso no ha habido ningún problema. Nosotros como PSOE de Albacete lo tenemos claro: vamos todos a una y queremos mejorar la ciudad.

¿Le ha preocupado que la división interna de Cs pudiese dar al traste con el relevo en la Alcaldía?

Si te dijese que no, te mentiría. Nunca sabes por dónde van a salir las decisiones de un partido, pero siempre he estado tranquilo porque al menos lo que a mí se me trasladaba era que había confianza y deseo de seguir cumpliendo el pacto. Por tanto, yo no entro en analizar lo que ha ocurrido en otras ciudades ni en otras regiones con los diferentes partidos porque no me compete. A mí me compete trabajar y seguir generando esa confianza con Ciudadanos y es lo que estamos haciendo. Ahora es cierto que desde esta minoría, amplia pero minoría, me va a tocar remangarme para dialogar y tratar con los grupos de todo el Consistorio para ver qué es lo mejor para la ciudad. 

¿Podría comprometer ese consenso con otros partidos el pacto con Ciudadanos?

Yo creo que a estas alturas y una vez que ya está el cambio hecho, para nada. De hecho, Ciudadanos tiene que recomponerse tras la salida de esta concejala. Se alinearán de nuevo las áreas de esta Concejalía, que son Cultura y Asuntos Europeos, y se reubicarán en otra persona.

Y ya para finalizar, ¿cómo valora la gestión de Vicente Casañ durante estos dos años? 

Yo creo que Vicente ha tenido mala suerte porque le ha tocado gestionar como alcalde la mayor pandemia de la historia. Esto ha conllevado muchas cosas como la pérdida de ingresos, algo que me va a tocar seguir gestionando a mí. Este último año ha sido muy duro, ya que antes de la pandemia todo estaba planificado pero ahora todo ha cambiado y ha tocado centrarse en cómo salir de ella. Ahora estamos en una mejor posición y en un momento en el que hay que seguir creando ciudad y construyendo desde la lealtad institucional todos los grupos municipales. Al final, los vecinos y vecinas de Albacete están muy por encima de las ideas de cada uno de los partidos.

Compartir