SEGUNDA DIVISIÓN B

El Socuéllamos se lleva un valioso triunfo de un duelo con escasas ocasiones frente al Atlético B

FOTO: Captura de CMMedia. FOTO: Captura de CMMedia.

El Yugo Socuéllamos empieza con paso firme su andadura por la segunda fase de la competición en Segunda B. El cuadro azulón se hizo con tres puntos de oro en su visita al Atlético de Madrid B merced a un partido muy práctico, en el que se mostró como un equipo ordenado y con la pegada suficiente como para convertir en gol una de las escasas oportunidades que se registraron. 

El choque comenzó con mucha igualdad, mucha pelea y dos equipos atascados en la zona de creación. Ninguno era capaz de llegar a los metros decisivos con la profundidad suficiente como para crear ocasiones de peligro, por lo que las defensas simplemente se tenían que ocupar de despejar algún centro frontal sin consecuencias.

Fue el Yugo Socuéllamos, eso sí, el que primero lo intentó, aunque de forma tímida. Kike Domínguez, desde una posición muy escorada, probó fortuna con un disparo que por poco no cogió portería. La respuesta por parte del Atlético de Madrid B la dio Mario Serrano, que se topó con el meta visitante en su intentona. Posteriormente, a balón parado, lo intentó por los rojiblancos Tenas, pero su remate acrobático tampoco inquietó a Javi Sánchez, bien colocado para atajar un balón que llegó sin potencia. 

Con un cabezazo muy tímido antes del descanso de Megías, que se fue fuera tras el saque de una falta, se llegó al tiempo de descanso en el Cerro del Espino. Escaso bagaje ofensivo y pocas ideas en ambos conjuntos como para romper el 0-0 inicial. 

Segunda Mitad

En la segunda parte, el decorado no cambió en exceso. Cierto es que el filial colchonero comenzó con más mordiente, intentando forzar unas acciones a balón parado que supo resolver bien el Socuéllamos. Sin embargo, a los diez minutos de la reanudación, el choque vivió su punto de inflexión con el tanto de los visitantes. 

Un balón en profundidad le permitió coger la espalda de la defensa a Kike Domínguez. El extremo le tiró un recorte a su defensor para permitir la llegada de sus compañeros y vio bien la incorporación de Pepe Delgado, al que le puso el balón en bandeja para que el centrocampista mandara a la red el 0-1. 

Con el marcador a favor, el cuadro azulón se centró en anular todas las intentonas de un filial que de por sí no tenía demasiadas ideas en ataque. El choque fue perdiendo intensidad y eso benefició a un Socuéllamos que sólo sufrió un susto en el minuto 65, cuando Javi Sánchez tuvo que intervenir de forma excelente para evitar un gran disparo de Camello. 

Más allá de esa oportunidad, el Socuéllamos no sufrió más y supo enfriar al máximo el partido para llevarse tres puntos vitales para sus aspiraciones. Y es que en una segunda fase tan corta las victorias son muy valiosas para asegurar la permanencia en la categoría. 

Compartir