SEGUNDA DIVISIÓN B

1-2 | El Villarrobledo se deja remontar y complica aún más las cosas al Villarrubia

Captura de pantalla de CMMPlay Captura de pantalla de CMMPlay

El público del Virgen de la Caridad se despidió de la Segunda División B viendo una nueva derrota del CP Villarrobledo. Los rojillos, que golpearon primero, veían como el Poblense daba la vuelta al marcador manteniendo sus opciones, escasas pero matemáticas, de permanencia. Por desgracia, esta no es una buena noticia para el Villarrubia que está obligado a ganar en la tarde de este domingo a Las Rozas. 

El partido empezó de la mejor manera posible para el Villarrobledo. En la primera jugada de peligro que veían los espectadores del Virgen de la Caridad, Micky Cantave se plantaba solo ante Imanol y ponía a los locales por delante.

Sin embargo, como ha sido tónica toda la temporada, la alegría duró poco en la parroquia rojilla. Cuatro minutos después, dos de los jugadores con más pedigrí de los baleares se asociaban para fabricar el empate. Rubén Jurado protegía un balón dentro del área que servía a Dani Benítez para que el exjugador del Granada pusiera las tablas. 

En un primer momento este gol dejó algo tocado al Villarrobledo, lo que aprovecharon Gilardoni y Rubén Jurado para poner en aprietos a Diego Nieves. Pese a todo, el Villarrobledo tenía la suya en un remate de Ndi a pase de Pablo García que se estrellaba en el larguero.

Así, el partido cabalgó en empate... hasta el descuento de la primera mitad cuando Mateu Ferrer remachaba un saque de esquina para culminar la remontada y poner al Poblense 1-2.

En la segunda parte, hubo poco que contar. Los mallorquines tenían el partido donde querían y el Villarrobledo fue el quiero y no puedo de toda la temporada, a lo que además este domingo se sumó el calor. Una combinación de factores para que se viera poco fútbol en el Virgen de la Caridad.  

No obstante, si hubo algún equipo que estuvo cerca del gol ése fue el visitante quien gozó de la ocasión más clara con un remate de Mateu Ferrer que se estrelló en el palo. 

Al final, el marcador no se movió y el Villarrobledo se despidió de su hinchada hasta la próxima temporada.

 

Compartir