CARLOS ARANDA

Un exjugador del Albacete vuelve a tener problemas con la Justicia: le detienen por cultivo de marihuana

Carlos Aranda y Raúl Bravo, al fondo, cuando fueron detenidos en 2019 Carlos Aranda y Raúl Bravo, al fondo, cuando fueron detenidos en 2019

Carlos Aranda vuelve a tener problemas con la Justicia. El que fuera delantero del Albacete, entre otros muchos equipos, ha sido detenido por la Guardia Civil al pertenecer, presuntamente, a una organización criminal dedicada al cultivo de marihuana en diferentes viviendas de la provincia de Málaga. En total, han sido detenidas cinco personas.

Cabe recordar que esta no es la primera vez que el exfutbolista malagueño se ve envuelto en una operación policial. En 2019 también fue detenido junto a su excompañero Raúl Bravo por ser parte, presuntamente, de una organización dedicada al amaño de partidos a través de apuestas deportivas en la llamada 'Operación Oikos'.

Según informa la agencia Efe, Aranda, que también defendió los colores de Real Madrid, Villarreal, Sevilla u Osasuna, fue detenido el pasado 24 de febrero y dos días más tarde pasó, junto a otros dos detenidos, a disposición del titular del Juzgado de Instrucción número 12 de Málaga.

El juez acordó la libertad provisional para los tres, investigados por los delitos contra la salud pública, grupo criminal, defraudación de fluido eléctrico y falsedad documental, según ha informado el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía.

La causa se ha enviado al Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 3 de Antequera, que será el encargado de continuar la investigación.

Esta nueva investigación, que se ha desarrollado durante varios meses en distintas comarcas de la provincia, se inició tras tener conocimiento de la existencia de una red dedicada al cultivo marihuana en viviendas de las localidades malagueñas de Antequera, Alcaucín y Periana.

La red, compuesta por personas de nacionalidad española, disponía de varias viviendas donde podían cultivar cientos de plantas.

En los cinco registros practicados se han intervenido unas 700 plantas de marihuana, aproximadamente 20.000 euros en efectivo así como seis vehículos, material informático, teléfonos móviles y diversa documentación.

Compartir