SEGUNDA DIVISIÓN B

El Villarrobledo baja los brazos tras una dolorosa goleada ante el Poblense

FOTO: Captura de CMMedia. FOTO: Captura de CMMedia.

El CP Villarrobledo se ha convertido en la imagen de un equipo derrotado. Y es que el cuadro albaceteño compitió durante la primera parte en casa del Poblense, pero tras el 1-0 bajó los brazos y acabó goleado en un encuentro que prácticamente condena al descenso al equipo rojillo. 

Sin embargo, comenzó el partido con los albaceteños dando una buena imagen. No sólo conseguía controlar las llegadas de un Poblense con mucha calidad arriba, sino que se permitía el atrevimiento de llegar con peligro a la meta contraria. De hecho, suyas fueron las mejores tentativas, como un disparo de Ndi en el minuto 26 que se estrelló contra la rápida intervención del portero local y que Llorente resolvió con un tiro desviado en el rechazo. 

Más tarde, volvía de nuevo a intentarlo el cuadro visitante. Otra vez Dani Ndi lo intentaba, con un lanzamiento de falta directa, pero la pelota se marchaba rozando la escuadra local. Estaba mejor el Villarrobledo, pero al borde del descanso iba a cometer un error imperdonable con una pérdida en el centro del campo. El Poblense castigó el fallo con dureza, puesto que Giaquinto trazó una buena pared con Rubén Jurado y batió a Zárraga en la salida. 

Todavía pudo dar la réplica el Villarrobledo en el descuento, pero de nuevo el punto de mira de Ndi parecía desviado y cruzaba en exceso su remate desde el área pequeña. De este modo, con el 1-0 en contra a pesar de un buen inicio, los albaceteños encaraban el camino de los vestuarios.

Goleada en la segunda parte

En la segunda mitad, lejos de reaccionar, el Villarrobledo se marchó del partido a las primeras de cambio. En un balón dividido en el minuto 49, Ángel Moreno fue al suelo con todo para cortar la internada de Giaquinto. Tocó al balón y al jugador y y el colegiado no dudó en señalar una pena máxima que Rubén Jurado convirtió en el 2-0. 

A partir de entonces los rojillos desaparecieron y el Poblense buscó la goleada para vivir un final de partido plácido. Encontró con facilidad agujeros en una zaga albaceteña volcada en el imposible de la remontada y entonces brilló la calidad de los atacantes locales. Dani Benítez resolvió un contragolpe de forma magistral cediendo el gol en bandeja a Alberto Fernández. Poco después, otra pérdida favoreció otra rápida transición que en esta oportunidad Aitor convirtió en el definitivo 4-0 con el que concluyó el choque.

Compartir