SEGUNDA DIVISIÓN B

El Formac Villarrubia no quiere fallar en su estreno de la segunda fase en casa de un Poblense imprevisible

Imagen del amistoso del Villarrubia ante el Rayo Majadahonda (Rayo Majadahonda) Imagen del amistoso del Villarrubia ante el Rayo Majadahonda (Rayo Majadahonda)

El Formac Villarrubia quiere seguir un año más en la Segunda División B o, mejor dicho, en la Segunda RFEF, la nueva categoría que va a dar a luz tras un año de reestructuración. Para ello, los de Javi Sánchez tendrán que lidiar en un grupo de ocho para estar entre los tres mejores y lograr así el billete de la permanencia, el objetivo primordial del club presidido por José Luis Urda.

Y la primera final de estas ocho será este domingo, a partir de las 12:00 horas, en las Islas Baleares ante el Poblense, un rival que en la primera fase se ha ganado la etiqueta de ser el rey del empate y que acumula números curiosos como los diez partidos que terminó en tablas o que sólo haya conseguido dos victorias en todo el curso y las dos a domicilio.

Mientras tanto, el Formac Villarrubia ha vuelto a tener una semana de 'pico y pala'. Tras la victoria ante el Don Benito y la victoria en el amistoso ante el Rayo Majadahonda, los de Javi Sánchez han apelado al trabajo y al espíritu de equipo para intentar lograr la primera victoria de esta fase.

No será nada fácil ya que los blanquiazules jugarán en un terreno de césped natural, de amplias dimensiones y con un equipo diésel que combina juventud y veteranía a la perfección. Es capaz, además, de lo mejor y de lo peor. Para el encuentro, Javi Sánchez se ha dejado fuera a Julen Colinas, Fran Minaya y Dani Homet, todos ellos renqueantes de diferentes molestias, mientras que Ayoub y Albertillo, ambos del filial, viajarán con la expedición rumbo a Palma este mismo sábado.

Con confianza

"La semana de trabajo ha ido muy bien. La victoria ante el Don Benito y el amistoso con el Rayo Majadahonda nos sirvieron para coger más confianza y afianzar las buenas sensaciones de trabajo, de solidez y de un equipo que confía ciegamente en el objetivo de la permanencia", indica el entrenador. Además, asevera que "a partir de aquí ya no hay margen de error. En casa tenemos que ganar de cualquier manera y contra cualquier rival, y fuera de casa tenemos que mantenernos como un equipo sólido, rocoso y muy competitivo para intentar rascar el máximo de puntos posibles".

Javi Sánchez ha insistido en que "para el domingo espero un partido muy disputado, quizá algo cerrado y con mucho respeto". Entiende que "es el primer partido de esta fase y nadie quiere fallar para arrancar con buen pie y de la mejor manera posible".

Compartir