LIGA SMARTBANK

Al Albacete sólo le vale ganar en Málaga para seguir creyendo en la permanencia

FOTO: Liga SmartBank FOTO: Liga SmartBank

El Málaga-Albacete que se disputa el domingo en La Rosaleda se presenta como una oportunidad para el equipo andaluz de ilusionarse, ya en el tramo final del torneo, de meterse en la pelea por la fase de ascenso a la máxima categoría, pero la formación manchega llega con la imperiosa necesidad de sumar de tres para salir de la última posición de la tabla.

Y es que al Albacete no le sirve otro resultado que no sea un triunfo. Es el colista de Segunda y está a siete puntos de la zona de permanencia a falta de nueve jornadas para el final del campeonato liguero. El propio técnico blanco, Alejandro Menéndez, remarcó en la rueda de prensa previa al partido que "vamos a intentar ganar el domingo sí o sí", consciente de que "para nosotros no hay encuentros que se juegue en casa o fuera, sino que debemos lograr los tres puntos cada semana", expuso.

Sus pupilos se han hundido en la tabla tras enlazar tres derrotas en apenas una semana que les han complicado las opciones de continuar en la categoría de plata del fútbol español, aunque el entrenador asturiano mantiene que "la línea de juego de los últimos partidos es la que debemos mantener para ser protagonistas y ganar".

El conjunto albaceteño ha viajado este sábado a tierras malagueñas con las novedades del central Kecojevic y el lateral diestro, Carlos Isaac, quienes se han recuperado de sus respectivas lesiones musculares que les hicieron sr baja la pasada jornada. Todo apunta a que el entrenador del Albacete volverá a apostar por jugar con sus dos delanteros centros de inicio (Zozulia y Ortuño) para tratar de superar a un Málaga al que no vence en su campo desde hace catorce temporadas.

Un Málaga con problemas de efectivos

Los malaguistas están a cinco puntos de los 50 que consideran en el club como necesarios para asegurar la permanencia pero, a partir de ahí, no renuncian a cotas mayores cuando quedan nueve jornadas para la conclusión de la competición.

El equipo que entrena Sergio Pellicer, tras su última derrota dolorosa como local ante el Almería (0-3), palió la decepción con un triunfo en Lugo (0-1) y ahora busca cambiar la imagen en La Rosaleda y sellar el objetivo en una temporada dura por muchas circunstancias.

Facilidades no va a encontrar, pues la plantilla cuenta con quince jugadores con ficha de profesional debido a las lesiones del defensa venezolano Josua Mejías, el centrocampista Luis Muñoz y el delantero portugués Orlando Sá.

El Málaga, en su estadio, solo ha conseguido cuatro victorias en lo que va de campeonato, ante el Alcorcón (1-0), Sporting (1-0), Rayo (2-0) y Sabadell (2-0), en los dieciséis partidos disputados, una espina que se le ha atravesado y que le ha impedido estar mucho mejor situado en la tabla.

 

Compartir