SEGUNDA DIVISIÓN B

El Talavera se subleva ante la injusticia y salva un punto a pesar de sufrir dos polémicos penaltis

FOTO: Captura de CMMedia. FOTO: Captura de CMMedia.

El CF Talavera de la Reina salvó un punto en un partido prácticamente imposible frente al Real Madrid Castilla. Y es que los cerámicos se vieron en la segunda parte con un 2-0 en contra merced a un penalti más que dudoso y otro inexistente. Sin embargo, los blanquiazules tiraron de orgullo para irse arriba en el tramo final y rascar el empate gracias a dos genialidades. 

El partido salió con los dos equipos muy respetuosos. Había mucho en juego y ninguno quería cometer un error fatal que le pusiera el partido cuesta arriba, razón por la que la pelea se centró en el centro del campo, corriéndose unos riesgos mínimos. En este escenario, fue quizás el Real Madrid Castilla el que mostró una mayor iniciativa, aunque sus acciones de peligro quedaron reducidas al balón parado. 

La zaga del CF Talavera solventó con nota estas situaciones, aunque en el minuto 22 una falta bien lanzada por Miguel inquietó en cierta medida a la defensa visitante. Una falta al segundo palo rematada por Arribas que atrapó bien Edu Sousa aunque parecía que el atacante se hallaba en posición antirreglamentaria. 

Con el paso de los minutos, igualó el partido el CF Talavera y se fue acercando a los dominios de un Castilla que, eso sí, tuvo en su mano la oportunidad más clara de la primera mitad. Los visitantes le dejaron demasiado espacio a Latasa que, desde la frontal del área y justo antes del entreacto, se sacó un disparo al que Edu Sousa respondió de forma excelente. 

Orgullo ante la injusticia

En la segunda mitad, las cosas se le iban a poner muy en contra al CF Talavera. A pesar de que el escenario era el mismo que en la primera, el de un respeto mutuo entre ambos conjuntos, una mala acción en ataque permitió a los blancos tejer un contragolpe que terminó con Hugo Vallejo encarando a Bourdal. El central le derribó al borde del área, pero en una acción muy justa el colegiado determinó que la falta se produjo dentro. El propio Hugo Vallejo se encargó de transformar el penalti en el minuto 62. 

Trató de reponerse de forma inmediata el cuadro castellano-manchego y se animó a pisar campo contrario con más decisión. De hecho, Chaco tuvo una primera oportunidad para empatar a la salida de un córner que remató demasiado alto. Mejoraba el Talavera, pero otro varapalo ponía el partido prácticamente perdido para los blanquiazules. En una pugna por el balón entre Hugo Duro y Vicente, el colegiado apreció de nuevo penalti aunque aparentemente no hubo contacto, ya que fue el atacante el que invadió el espacio del defensor. De nuevo, el que provocó la falta se encargó de ejecutar el lanzamiento y Edu Sousa tampoco pudo hacer nada por evitar el 2-0. 

Con todo perdido, Cea revolucionó al equipo desde el banquillo y el Talavera apeló a su orgullo para rebelarse contra la injusta situación. Fue en los minutos finales cuanto esta reacción iba a obtener su merecido premio. En el minuto 85, una acción personal de Edmilson, quien se marchó de tres rivales y se internó en el área con potencia, acabó con un poderoso lanzamiento que se convirtió en el tanto de la esperanza visitante. 

El Talavera se la jugó entonces y dejó espacios, teniendo que aparecer Edu Sousa para anular alguna clara ocasión al contragolpe de los blancos. Con todo, los cerámicos entraron vivos en el descuento y entonces, en el minuto 94, otra genialidad les permitió empatar. Esta vez fue Vicente el que sorteó a un par de rivales para pisar área y desde el costado derecho ponerle el pase de la muerte a Adhibe para que el delantero sólo tuviera que empujar el 2-2 a la red.

Incluso, tuvieron el tercero los talaveranos en un último contragolpe en el que Rodrigo quizás pecó de egoísta cuando tenía compañeros a los que asistir. En cualquier caso, el punto sabe a oro a un Talavera que demostró que está preparado para luchar contra todo en una fase de ascenso en la que conserva todavía opciones.

 

Compartir