SEGUNDA DIVISIÓN B

Nueva derrota para un Villarrobledo que corre el peligro de dejarse llevar

FOTO: Captura de CMMedia. FOTO: Captura de CMMedia.

El Villarrobledo volvió a caer derrotado en un encuentro en el que, ya descendido, no se jugaba nada ante Las Rozas. A los rojillos les costó mucho meterse en el encuentro, pero cuando lo consiguieron se apagaron tan pronto como el cuadro madrileño hizo el segundo tanto de la contienda. 

El choque comenzó con el CP Villarrobledo muy apagado, quizás influido por un Barranco del Lobo que presentó un ambiente más frío que de costumbre. De ello se aprovechó Las Rozas, que se jugaba mucho en el trance, para tener desde el principio un mayor protagonismo en las acciones de ataque. Así, no se habían cumplido los seis primeros minutos de juego cuando Álvaro Portero se plantó ante Diego Nieves en un mano a mano del que el guardameta salió victorioso.

Al menos, este sobresalto despertó a un Villarrobledo que fue mejorando ligeramente con el paso de los minutos. Lo suficiente para rondar el tanto con un buen remate de Bruno que Loic interceptó con una gran intervención. Fue un espejismo, puesto que Las Rozas seguía llevando el tempo del duelo y sólo necesitó una nueva oportunidad para adelantarse. Ésta se produjo con motivo de un fallo defensivo, al no despejar bien Latorre y quedando la pelota franca para que Álvaro Portero encarara de nuevo a Diego Nieves. Esta vez no falló el atacante, que definió a la perfección para establecer el 0-1 en el minuto 26.

De ahí al descanso, el choque perdió cierta intensidad. El Villarrobledo no encontraba el modo de reponerse y Las Rozas se encontraba con comodidad, sin la amenaza del rival para el empate y sin la necesidad de tener que pisar el acelerador para marcar el segundo. Tampoco ayudaron las interrupciones, que propiciaron un final de primer tiempo con escaso ritmo y apenas acercamientos a las posiciones de vanguardia. 

Segunda Mitad

En la segunda parte, salió con otro tono el conjunto rojillo. Equilibró la pelea en la medular y a partir de ahí creció un Villarrobledo que, además, iba a avisar muy pronto, en el minuto 52. Un buen centro desde la derecha lo cabeceó dentro del área Bruno, pero la pelota le salió muy centrada y Loic la atrapó con seguridad. 

Fue una primera tentativa que evidenciaba que algo había cambiado y, para los más incrédulos, se refrendó un minuto después. Una gran jugada por la derecha hilvanada entre Miki Cantave y Pablo García acabó con un servicio al corazón del área que Bruno enganchó con una maniobra de delantero puro para establecer la igualada. 

El gol sirvió para dar continuidad al buen tono de un Villarrobledo que insistió en ir a por el triunfo, pero Las Rozas despertó entonces y dio otro paso al frente. Los madrileños no podían dejar escapar los puntos en un duelo determinante para sus opciones de salvación y lo dejaron patente en el minuto 66. Una jugada por el costado derecho acabó con un centro de Raúl Díaz que cabeceó Provencio. Diego Nieves salvó en primera instancia el 1-2, pero el rechazo le cayó a Aurtenetxe, quien libre de marca sólo tuvo que mandar la pelota a la red para poner de nuevo en ventaja a los suyos. 

El tanto apagó cualquier atisbo de animosidad en un Villarrobledo que bajó los brazos. De hecho, estuvo más cerca de llegar el tercero de los visitantes, en un par de acciones a balón parado, que el empate de un cuadro rojillo al que se le puede hacer eterno el final de temporada.

Compartir