SEGUNDA DIVISIÓN B

El CF Talavera dice adiós con honor al sueño del ascenso tras caer con el Castilla

FOTO: Captura de CMMedia. FOTO: Captura de CMMedia.

Era un sueño complicado que dependía de una carambola y de una victoria ante un rival muy duro. Y no se consiguió ninguna de las dos cosas, pero eso no le impidió al CF Talavera de la Reina decirle adiós al sueño del ascenso con todos los honores. A pesar de caer con el Real Madrid Castilla, los cerámicos demostraron tener empaque y respaldo para, en el futuro, intentar de nuevo el salto de categoría. 

Desde el inicio los locales buscaron con insistencia la portería contraria, con disparos lejanos de Añón, Ceberio o uno desde dentro del área de Edmilson que se marchó rozando el poste. El impulso de la grada jugaba a favor de un CF Talavera que, eso sí, también debía vigilar la espalda. 

Y es que el Real Madrid Castilla también se jugaba seguir en la carrera por subir. Prueba de ello es que los blancos, cuando llegaban a la portería contraria, alteraban los biorritmos de la grada. El primero en intentarlo fue un hiperactivo Hugo Duro, quien quiso lucirse con un remate de tacón cuando lo tenía todo a su favor para marcar con una maniobra más ortodoxa. Ya en el minuto 20, fue Pablo Ramón el que cabeceó fuera un saque de esquina. 

Cualquiera de los dos podía adelantarse en el marcador y, pasada la media hora, fueron los visitantes los que lo consiguieron. Un contragolpe en el minuto 32 acabó con la pelota en los pies de Hugo Duro, quien ante Edu Sousa sólo tuvo que picar ligeramente el remate para anotar el 0-1. De ahí hasta el descanso, trató de recomponerse un CF Talavera que se fue a los vestuarios por detrás en el marcador. 

Remontada efímera

En la segunda mitad, los cerámicos pisaron el acelerador y encontraron muy pronto el premio a su insistencia. A los cuatro minutos, una falta de Góngora obligó a Fuidías a sacar una mano salvadora. Tras el saque de esquina posterior, en un ataque de segunda oleada, Góngora se coló en el área y fue derribado por Santos. El colegiado no lo dudó, señaló la pena máxima y el infalible lateral estableció la igualada. 

Quedaba mucho tiempo por delante y el Talavera daba la sensación de encontrarse mucho mejor que el filial blanco. Así, Adhibe tuvo en sus botas el segundo tras un pase al espacio en el que lo hizo todo bien, excepto el remate. El delantero ganó por velocidad a la zaga y se perfiló bien para definir, pero demasiado estorbado por un defensor no logró dirigir a portería su lanzamiento en el mano a mano. 

No le dio tiempo a lamentarse demasiado al cuadro cerámico, puesto que unos compases después, en el minuto 65, Rodrigo iba a dejar de tacón un balón franco en la frontal del área. Por allí habitaba Góngora quien, con la derecha, su pierna menos hábil, puso la pelota pegada al poste con un tenso disparo que acabó en la red y con una celebración para Vicente. 

El 2-1 abría un nuevo escenario para los talaveranos, que ahora sólo tenían que esperar a que el Inter de Madrid empatase en Extremadura. Su parte estaba hecha en esos minutos, pero faltaba la carambola. Sin embargo, el Castilla no había dicho su última palabra y, en el minuto 70, los blancos iban a equilibrar el duelo otra vez. Una jugada directa sobre Hugo Duro le permitió al delantero descargar sobre Marvin, quien atrajo la atención de todos los defensas para cederle de nuevo a su compañero la pelota. El delantero, en el mano a mano, no perdonó ante Edu Sousa

El gol le pesó al CF Talavera, que quedó en cierto modo aturdido. Así, el primero en detectarlo fue Dotor, quien obligó a Edu Sousa a intervenir para que no llegase el tercero en un lanzamiento desde la frontal. Sin embargo, un suspiro después, en el minuto 78, un contragolpe resultó mortal para los cerámicos, tras habilitar Hugo Duro a Hugo Vallejo, quien anotó el 2-3 sin oposición. Ya en el 88, Kenneth se encargó de sentenciar con el 2-4, de tiro cruzado. 

A pesar de la derrota, no se le puede poner ni un reproche a un CF Talavera al que tampoco le hubiese valido el triunfo, ya que el Inter de Madrid no fue capaz de empatar ante el Extremadura. Independientemente de ello, los cerámicos pueden estar orgullosos de la temporada realizada y convencidos de que tienen mimbres para buscar el salto de categoría en los siguientes ejercicios.

Compartir