SEGUNDA DIVISIÓN B

El Villarrobledo reacciona tarde y sigue cayendo en picado tras perder con el Villanovense

FOTO: Captura de CMMedia. FOTO: Captura de CMMedia.

El CP Villarrobledo sigue complicándose la existencia. El cuadro rojillo salió de nuevo derrotado en su feudo, el Virgen de la Caridad, y entrará en la segunda fase por la permanencia con un déficit de puntos que hacen que pensar en la salvación se haya convertido en una quimera. En esta oportunidad su verdugo fue el Villanovense, aunque justo es de reconocer que los locales les 'birlaron' un penalti que pudo cambiar la historia que se vivió en el Barranco del Lobo. 

Con todo, a las primeras de cambio, ya empezaron haciendo concesiones los albaceteños. En una de las primeras jugadas del encuentro, en el minuto 8, Iván Cabellud disparó sobre la portería rojilla, hallando la adecuada respuesta de Zárraga. Sin embargo, el cancebero quiso despejar el balón que quedó suelto y lo dejó de nuevo en poder del atacante verde, que no perdonó el 0-1. 

Las cosas se complicaban nada más empezar, pero el Villarrobledo no le perdió la cara al choque. Sin ocasiones claras, eso sí, al menos gobernó el encuentro y tuvo cierta presencia en campo contrario. Así hasta que en el minuto 27 se produjo la jugada que pudo cambiar el destino de los puntos, cuando Carmelo se adelantó a un defensor y recibió un pisotón dentro del área que el colegiado no apreció. Las protestas por la jugada le costaron la expulsión al técnico de los locales. 

Desde entonces y hasta el descanso, se mantuvo el dominio de un Villarrobledo que no conseguía hacer daño a un Villanovense muy ordenado. Y es que los extremeños se limitaron a defenderse a la espera de un contragolpe que les diera la sentencia. No llegó en la primera parte y se alcanzó el tiempo de asueto con el 0-1 en el marcador. 

Sentencia en el reinicio

En la segunda parte, tal y como sucedió en la primera, el Villarrobledo se complicó la vida nada más comenzar. Esta vez sólo habían pasado cuatro minutos cuando Edu tocó la pelota con la mano dentro del área. El penalti era claro y esta vez el colegiado no dudó. Lo señaló y al lanzamiento acudió Bonaque, quien batió con seguridad a Zárraga estableciendo un 0-2 que se convertía en un muro casi insalvable para los rojillos. 

Las cosas pintaban muy mal para un Villarrobledo que, a pasar de todo, quiso competir y no dejarse llevar. Pero el Villanovense se encargaba de que el ritmo de juego no se alterara demasiado para controlar las acometidas de un cuadro rojillo que dejaba muchos espacios atrás. Con todo, en el tiempo de descuento, encontraron los albaceteños el premio a su insistencia. Carmelo agarró un balón en la frontal y se internó en el área soltando un zapatazo cruzado que se coló de forma espectacular en la portería visitante.

Era el 1-2 y apenas quedaba espacio para la sorpresa, pero Rubén Sánchez pudo rescatar un punto en la última acción del choque, con un disparo desde fuera del área que se marchó desviado por poco. Ni siquiera ese premio de consolación recibió un Villarrobledo que, con esta nueva derrota, se sigue complicando a sí mismo el camino de la salvación.

Compartir